Envigadeño ganó bronce en el nacional de yudo

Envigadeño ganó bronce en el nacional de yudo

Envigadeño ganó bronce en el nacional de yudo

Este vecino de Señorial (Envigado) ha dedicado más de una década a la práctica del arte marcial japonés. Conozca sus planes y logros.

Minutos antes de entrar a un combate, David Gutiérrez Naranjo siente nervios y ansiedad. No importa que hayan pasado 13 años desde que empezó a entrenar yudo, esa sensación lo acompaña hasta que saluda a su oponente, en ese momento la cambia por seguridad y decide expresar todo lo que ha entrenado.

El fin de semana pasado este vecino de Señorial consiguió la medalla de bronce en el Campeonato Nacional Júnior Sub-21, que se llevó a cabo en el Palacio de los Deportes, en Bogotá. Y 8 días antes, el domingo 12 de mayo, participó en la Copa Panamericana de Yudo en Panamá en la que alcanzó el quinto puesto.

David incursionó en este deporte a los 5 años, después de participar en unas vacaciones recreativas en las que ofrecían lecciones de karate. Elizabeth Naranjo, su madre, investigó sobre las artes marciales en busca de una que no tuviera patadas ni puños, porque le preocupaba que el pequeño pudiera volverse agresivo. Así encontró el club Fénix, con el que su hijo entrena yudo desde entonces.

“Me gustó mucho el ambiente y la relación que tenía con las personas”, recuerda el joven de 18 años que desde temprana edad quedó campeón departamental y comenzó a entrenar con la selección Antioquia. A los 9 años compitió en un nacional en la categoría sub-13 y fue premiado por la deportista olímpica Yuri Alvear con la presea de plata.

Lea también: “El Salado, el mejor premio de montaña para una aficionada a la bici”

La práctica del yudo se divide en 2 modalidades: catas y combate. Las primeras, según explica David, consisten en la demostración de 5 tipos de técnicas, por ejemplo, las de brazo, de sacrificio (que son lanzamientos hacia atrás), de pierna o de cadera.

En el combate, que es la modalidad en la que él compite, participan 2 personas (una vestida de color azul y otra de blanco) que buscan lanzar a su oponente al piso para que caiga de espaldas. Si esto sucede, se marca un punto llamado ippon, con el que se acaba el encuentro y la victoria es para el que sigue en pie. Si cae de lado, se marca waza-ari y 2 de ellos equivalen a un ippon.

“También hay parte en piso, donde se pueden hacer luxaciones, palancas y estrangulaciones para que el otro se rinda”, apunta el deportista. Esta disciplina fue inventada por Jigoro Kano, un japonés cuya imagen se encuentra en el coliseo de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, donde actualmente David entrena en 2 jornadas: al mediodía y a las 6 de la tarde.

Se alista para ir a Perú
En su reciente participación en el Panamericano de Panamá, Gutiérrez fue eliminado en semifinales al enfrentarse con el dominicano Antonio Tornal en la categoría júnior sub-21 en menos de 73 kilogramos. Contra ese mismo rival había perdido otras 2 semifinales el año pasado, cuando buscaba sumar puntos para los Olímpicos de la Juventud y se llevó medallas de bronce en los panamericanos de Panamá, Argentina y Perú.

Le sugerimos: Aprenda a usar los 8 bicitalleres públicos de Envigado

“Pienso que me jugaron mal esos nervios y por eso perdí, pero en el último nacional yo era el chiquito de esa categoría y me vi muy destacado frente a los demás“, comenta el yudoca. Por eso cree que si tiene la oportunidad de regresar a Perú el próximo 2 de junio, para otra Copa Panamericana, se sentirá más seguro, lo mismo si llega al panamericano oficial en Cali, que será el 20 de julio.

Otro punto que David destaca de su formación es el entrenamiento que tuvo entre diciembre de 2017 y marzo de 2018 en Valencia, España. Donde él y otros 2 compañeros de la liga (Pablo Hernández y Santiago Castaño, de la categoría mayores) se prepararon en el centro de alto rendimiento del profesor Sugoi Uriarte.

Durante esos 3 meses, además, tuvieron la oportunidad de ir a un Grand Slam en París y otro en Dusseldorf, Alemania, en los que pudieron foguearse con medallistas mundiales y campeones olímpicos. Para David fue un aprendizaje conocer de primera mano el desempeño de los japoneses: “Son muy consistentes, todo lanzamiento que hacen es un punto”.

La meta este año es entrenar entre 2 y 3 semanas en Brasil, como una preparación del equipo de mayores de la selección Antioquia para los Juegos Nacionales. Después de haberse graduado del colegio San José de la Salle el año pasado, Gutiérrez se dedicó plenamente al deporte y el año entrante planea conseguir una beca deportiva en una universidad de Estados Unidos.

David continuará persiguiendo el oro, con miras a sumar puntos para los Olímpicos de París en 2024. Por lo pronto destaca que este deporte, además de los logros deportivos, lo ha convertido en una persona ordenada, respetuosa, independiente y responsable.

No se pierda: Club envigadeño, primero en ascender de forma autónoma al Nevado del Ruiz

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co

(Visited 54 times, 1 visits today)