En Laureles no se aguantan la bulla de los cantantes informales

En Laureles no se aguantan la bulla de los cantantes informales

Residentes de Laureles denuncian que cantantes informales están usando vehículos particulares para trasportar bafles grandes que conectan en sus presentaciones a cambio de alguna ayuda económica, ocasionando molestias para los vecinos que continúan estudiando o trabajando desde sus casas.

Ni los pisos más altos de los edificios se salvan del ruido excesivo que hacen algunos cantantes que hacen sus presentaciones en las calles de la comuna 11, en busca de alguna ayuda económica. Y pese a las quejas constantes de la comunidad la problemática aumentó desde la pandemia y se ha mantenido hasta la actualidad.

Ni las reuniones con los vecinos, ni los derechos de petición a la Alcaldía o los constantes llamados a la Policía y Espacio Público han servido para regular a las personas que tienen esta forma de trabajo pero que generan molestias para los vecinos que se encuentran en sus casas.

Le sugerimos: En Laureles piden la identificación de vendedores informales para controlar el ruido

Juan David Suárez, vecino de Laureles, comentó que “incluso las canciones comienzan un domingo a partir de las 7:00 a.m. Algunas personas bajan de sus carros grandes bafles y amplificadores para conectar sus equipos. Ahora cuando se encuentran ambos cantantes en una misma calle compiten por quien es el que hace más bulla”.

Por su parte Stella Marín, presidenta de la Jac de Laureles, comentó que “es que a pesar de que todos tienen derecho al trabajo, la comunidad también tiene el derecho a trabajar, estudiar o descansar en sus casas. En Laureles tenemos muchísimos adultos mayores, personas enfermas y vecinos que trabajan en la noche y descansan durante el día, quienes deben aguantarse esta situación”.

De interés para usted: Vecinos de El Nogal no se aguantan el ruido de los bares de la Av.33

“Por eso le he pedido a las personas que nos ayuden a no brindar aportes económicos a quienes estén utilizando bafles y megáfonos a todo volumen. Lo que deben hacer más que controles es educar a las personas que vienen a trabajar a Laureles, que lo hagan sin generar molestias, en un horario pertinente y sin ser exagerados con el volumen”, señaló la líder social.

Desde la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá recordaron que el artículo 33 del Código Nacional de Policía señala como comportamientos contrarios a la buena convivencia a “cualquier medio de producción de sonidos o dispositivos o que produzcan ruidos, desde bienes muebles o inmuebles, en cuyo caso podrán las autoridades identificar, registrar y desactivar temporalmente la fuente del ruido, salvo sean originados en construcciones o reparaciones en horas permitidas”.

Visite también: Si te encanta vivir en Laureles únete a este grupo de Facebook

Además el Capitán Alejandro Guevara, nuevo comandante de la estación de Policía de Laureles, comentó que analizará la problemática, con el fin de tomar acciones que eviten perturbar la tranquilidad de la comunidad y que estas personas puedan ejercer un trabajo digno.

“Las únicas acciones que hacen son de control para que se vayan del lugar, pero tenemos que trabajar en acciones articuladas con otras dependencias para enseñarles a estas personas a trabajar bajo la normatividad”, señaló.

De interés para usted: Cambiaron a la comandante de la estación de Policía de Laureles

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co

(Visited 545 times, 1 visits today)