Vecinos de Laureles hacen favores a adultos mayores para que no salgan de sus casas

Vecinos de Laureles hacen favores a adultos mayores para que no salgan de sus casas

Vecinos de Laureles hacen favores a adultos mayores para que no salgan de sus casas

Algunos habitantes del edificio Arco en el barrio La Castellana (Medellín), se pusieron a disposición de los adultos mayores para ayudarles con sus diligencias personales, evitando que esta población salga a las calles y disminuyendo el riesgo de contagios por coronavirus o covid-19 en el sector.

Con este anuncio que pusieron en el ascensor del edificio Arco, Carlos Andrés Alvarado, Yéssica Molina y Karina Molina pretenden ayudar a los vecinos adultos mayores con algunas diligencias que requieren ir hasta las tiendas, droguerías, supermercados o realizar pagos bancarios, con el fin de que sus vecinos no salgan a exponer su salud ante un posible contagio y se cuiden en casa. 

“Es una iniciativa que comenzamos a ver en otros países por medio de las redes sociales. Quisimos replicar el mismo mensaje en nuestro edificio, ya que nosotros somos una población más joven y menos vulnerable a la afectación del virus”, explicó el vecino. 

Lea además: Las tiendas se blindan para evitar contagios del coronavirus

Carlos Andrés y su esposa Yéssica Molina tienen una agencia de publicidad pero por estos días trabajan desde su casa. Por esta razón es que tienen la disponibilidad suficiente para cumplir con las diligencias personales de sus vecinos adultos mayores. 

A estos vecinos los han llamado poco de sus apartamentos vecinos pero lo que les llamó la atención fue que su anuncio había sido compartido entre residentes de unidades vecinas.  

“En nuestro edificio han sido un par de favores pequeños. Sin embargo, nos han llamado de otras residencias cercanas para comprar algunos medicamentos y alimentos al supermercado”, manifestó Alvarado. 

De interés para usted: Vecinos de Laureles, preocupados por el aumento en los servicios públicos

Este hombre en compañía de su esposa y su cuñada hacen estas diligencias sin cobrar ninguna retribución económica. El único pago que pueden recibir es que sus vecinos sean conscientes de la pandemia, se protejan y tomen las medidas de higiene necesarias para evitar el contagio. 

“Laureles es una comuna con muchos adultos mayores. Es una lástima que cuando me ha tocado salir a comprar productos, los veo en las calles sin ninguna protección. Espero que esto sea una ayuda para ellos y que la acción sea replicada en otras unidades o urbanizaciones”, comentó el vecino.

Ante esto, Luz María Restrepo, residente del edificio Arco, opinó que “es gratificante saber que estás rodeada de personas que tienen buen corazón y que son un ejemplo para seguir. En el mundo debería haber más gente con ese corazón bonito, dispuesto a ayudar sin importar las circunstancias”. 

Lea también: La vecina de Envigado que incentiva al emprendimiento puerta a puerta

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Periódico Gente (@periodico_gente) on


Por Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co