El uruguayo que con sus pizzas conquistó a Envigado

El uruguayo que con sus pizzas conquistó a Envigado

También lo conocen como el ‘urupaisa’, una fusión entre uruguayo y paisa, así como su acento, que adoptó pocos años después de haber llegado a estas tierras del Sagrado Corazón. Se llama Clelio Sebastián Montaño Peraza, pizzero uruguayo que puso pie en suelo envigadeño hace más de 10 años, exactamente en el barrio San José.

Es una historia de amor, aquella misma que lo trajo hasta Colombia por los lados del 2010. Su actual esposa, Ana María Osorio, viajó a Uruguay sin imaginarse que allí conocería a la luz de sus ojos. A la que en esa época era estudiante de la Universidad de Medellín se le prendió el bombillo al conocer el talento de su futuro novio. El negocio de las pizzas, con el toque charrúa, había que tenerlo por estos lados antioqueños.

Lea además: Conozca a Tata, la vecina de El Poblado que nos trae las delicias del Líbano

“Tuvimos esa idea de negocio que fue avalada por la Universidad de Medellín en un proyecto de emprendedores. Eso nos impulsó a buscar nuevos caminos en Colombia, yo, con mucho susto porque era un país nuevo para mí. Pero el amor y la confianza hacia Ana María hizo que me decidiera y viajara con ella hasta Colombia”, comenta Clelio.

En esa búsqueda de locales para comenzar con su negocio de pizzas uruguayas… dieron con Envigado, un municipio que crecía a pasos agigantados con su poder comercial. “Vimos un pequeño local en el barrio San José, en donde comenzamos con las uñas (el negocio se llama Charrúa Pizza). Nos gustó el sector por su ambiente, tranquilidad y porque veíamos que comercialmente era fuerte. Un pequeño horno de leña, casi que improvisado, nos permitió hacer las pizzas, en aquella época solo con domicilios para los amigos”.

Pero ese toque de leña, el mismo que le da un especial sabor a sus pizzas, le jugó una mala pasada. “Los vecinos comenzaron a quejarse, tal vez por el humo que soltaba la leña. Compré unos ladrillos refractarios para solucionar el problema, pero aún así nos pidieron el local. Tuve que buscar otra sede”.

Le puede interesar: Sus dulces conservan el sabor de la abuela

Pasó por Sabaneta y el centro comercial City Plaza, pero las ventas no eran las mismas. Sin embargo, el barrio San José volvía a llamarlo para que su negocio reapareciera en la zona. “Conseguimos un local (donde están actualmente), un poco grande, pero que es cómodo para la clientela que ya tenemos en este sector. Las personas ven la bandera de Uruguay en la entrada y les da curiosidad. Entran, prueban y, claro, les queda gustando”.

Tiene pizzas redondas y, la más extraña para los colombianos, una rectangular. Con los ingredientes precisos, este producto se volvió un éxito en Envigado, gracias a la receta secreta de Clelio Sebastián. “Lo especial de esta pizza es gracias a la salsa de tomate que yo mismo hago, además de la masa delgada. Esta una fusión del sabor uruguayo con el paisa, una mezcla perfecta para el disfrute de todos”.

Y la historia de amor sigue, no solo con Clelio y Ana María sino también entre los vecinos y estas pizzas que se convirtieron en un ‘parche’ infaltable en esta zona de la ‘Ciudad Señorial’. ¿Ya las probó?

Una receta sencilla por parte de Clelio de pizza hawaiana:

Ingredientes

-Una masa a lo Clelio

-Salsa de tomate

-Queso mozzarella

-Piña

-Jamón

Preparación (ideal en fogón de leña)

Le das la forma a la masa, sea redonda o rectangular. Le pones la salsa en toda la base, junto con el queso mozzarella, el jamón y la piña. El horno debe estar mínimo a 350 o 400 grados “para que el piso te caliente”. Dejar la pizza entre 4 y 5 minutos con mucha atención para que la masa no se queme. Retirar, servir y aplicar sal de ajo, orégano, al gusto.

Le recomendamos: Si amas a Envigado únete a este grupo en Facebook

Redacción y fotos: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

(Visited 1.547 times, 1 visits today)