José Ignacio, el señor de los pesebres en Envigado

José Ignacio, el señor de los pesebres en Envigado

“Desde septiembre se siente que viene diciembre”, así lo dice José Ignacio Zarama, vecino de Envigado, oriundo de la ciudad de Pasto, Nariño. Su amor por los pesebres lo llevó al barrio la Magnolia, Envigado, donde un pequeño garaje es el centro de operaciones de este artista.

Lea además: Estos vecinos de El Poblado se animaron a mostrar los estilos de sus pesebres

Llegamos a la diagonal 32B con la 33 A. Allí estaba José Ignacio, solo y concentrado en su trabajo. El ambiente y color era como la arena del desierto… como estar en Jerusalén, según los vecinos. “Comencé a armar los pesebres a los 9 años. Les colocaba hasta carritos (risas), pero en el colegio, cuando uno aprende manualidades, es donde ya comencé a interesarme realmente por hacer los pesebres”, comenta José Ignacio, quien reside en el barrio El Oasis, cerca a la Paz y a El Trianón.

En La Magnolia lo conocen como “el señor de los pesebres”, acogido en un barrio que tiene de todo, “como en botica”. Estos pesebres de José Ignacio se venden desde septiembre, demostrando el talento de un vecino que escogió este municipio como su segundo hogar. “Nos ha gustado mucho Envigado, acá tengo a mi esposa, hijas y nietos, a las que también les gusta mucho esta técnica. Espero que la tradición nunca se termine”.

Madera, cartón, icopor, entre otros materiales hacen parte de estas creaciones. “Me gusta más la madera porque dura más y se ve más real. Hoy en día la gente busca eso, un realismo en sus pesebres. Entonces me fijo en cada detalle para que sea lo más real posible”, explica el vecino.

Le puede interesar: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Y hay de todos los tamaños. Los más grandes pueden demorarse hasta 2 meses en construirse, trabajando diariamente en cada detalle. “Una casa también lleva efectos y deterioros, cualidad artística que atrae a la gente. Conozco personas que les gustan los pesebres, pero no los hacen por pereza… esto lleva bastante trabajo”.

Uno de los grandes sueños de este artista es visitar Jerusalén, inspiración para crear sus pesebres de color arena con cavernas. “Ojalá se realice porque quiero ir y copiar lo bueno (risas) para hacer los pesebres. Un amigo me dijo que las montañas de Jerusalén eran muy similares a las que yo hago”.

Varias de las casas de Envigado y municipios vecinos tendrán los pesebres de José Ignacio, obvio, con el sello de este artista que pide continuar la tradición. ¡Y que llegue diciembre!

Le recomendamos: Jairo Franco, el artista que da clases para hacer pesebres en Laureles

Redacción y fotos: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

(Visited 1.656 times, 1 visits today)