Carlos, el creador de un lugar mágico en Envigado

Carlos, el creador de un lugar mágico en Envigado

Es de los vecinos que todo el mundo quiere, gracias a su carisma y humildad a la hora de tratar con la gente. Desde hace más de 30 años que Carlos Eduardo Molina comenzó a emprender en Envigado, un municipio que le ha dado todo, incluida a su familia. Por esa ‘chispa’ que tiene en el trabajo, Carlos quiso darle una nueva cara a un espacio ubicado al lado de la Calle de la Buena Mesa.

Fotos: Carlos Velásquez

Lea además: Provenza, un lugar para viajar por el mundo a través de la gastronomía

Su inspiración Fue en 2002 cuando este vecino vio la necesidad de “diversificar la economía”. Años atrás había montado un negocio en Sabaneta, llamado ‘La Tienda’, establecimiento que aún existe. “Quise cambiar y monté el restaurante Palo Grande, que ya cumplirá 20 años de existencia”, dice Carlos.

Fue gracias a su papá, otro emprendedor de Envigado, que Molina se inspiró para montar sus locales y generar empleo. “Fuimos entendiendo la dinámica de cómo era el manejo de bares y restaurantes en el municipio, en los que hemos transformado una gran familia”.

El talento de Carlos, de su esposa Natalia y de su equipo de trabajo hizo que naciera ‘Calle Jardín’, un conjunto de restaurantes temáticos que llamaron la atención de los envigadeños. “Gracias a los viajes a otras partes del mundo nos dimos cuenta de que había un formato de lugares gastronómicos que podría funcionar acá en Envigado”.

Le puede interesar: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Un lugar de comidas rápidas con decoración clásica (Classic Dinner), otro gourmet (Corrientes), un bar al aire libre y una cantina son los protagonistas de esta colorida calle. “Cada uno tiene su personalidad (risas) y los quiero a todos por igual. Es como si usted me preguntara cuál hija quiero más”.

Como todos los negocios de Medellín y Envigado, los establecimientos en ‘Calle Jardín’ se vieron afectados por la pandemia. “Fue un golpe muy duro llegar acá y ver esto lleno de telarañas, solitario… sin gente.

Carlos junto a su esposa Natalia.

Lea también: Viva una experiencia gastronómica en esta cuadra de Envigado

Emocionalmente fue complicado, pero gracias a mi familia y a los mismos colegas, salimos adelante. Los empleados se convirtieron en mis hijos y hermanos, los mismos que se emocionaron tanto cuando volvimos a abrir… eso es lealtad”. ‘Calle Jardín’ es como un lugar mágico en Envigado, que poco a poco va teniendo un reconocimiento, también, por parte de los turistas.

“Acá viene gente de todas partes y les gusta hacer sus eventos acá. El lugar se presta y siempre le ponemos algo nuevo”. Carlos, la ‘hormiguita’ que no se dejó vencer de la pandemia y que hoy presenta uno de sus mayores orgullos.

Le recomendamos: Si amas a Envigado únete a este grupo de Facebook

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

(Visited 49 times, 1 visits today)