Mateo, el joven que creó los “mejores panes del mundo”

Mateo, el joven que creó los “mejores panes del mundo”

Un vecino de El Poblado, sector El Tesoro, Medellín. No soñaba con salir de rumba con sus amigos o esperar el fin de semana para irse de paseo. No. Mateo Fernández dedica sus tiempos libres a inventar la fórmula que le permitiría crear los panes “más sabrosos del mundo”, como dice su mamá. Esta es su historia.

Gracias a su esfuerzo, Mateo logró la fórmula secreta para sus panes. Fotos: cortesía

Lea además: Manuela es la profe que da clases virtuales para aprender a hacer pasteles

Estudió gastronomía en La Colegiatura, egresado en 2015. Su carrera no pudo ser la más acertada al saber que Mateo, hoy con 28 años de edad, es un joven que nació con el chip del emprendimiento. “Comencé haciendo postres, pero mi pasión eran los panes. Así que comencé a diseñar fórmulas para que la masa fuera diferente a todas”, comenta Mateo.

Dice que fueron aproximadamente 2 años de trabajo para dar con el ingrediente perfecto. “Mis días de descanso en la universidad me dedicaba a esto. Ensayo, error, así me la pasé mucho tiempo desde mi casa, en el horno normal de la cocina, entonces era más difícil porque esos hornos no son los especializados. Qué estrés”.

Le recomendamos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Sus padres, Claudia María Ochoa y Jorge Fernández, también su hermano, Sebastián, al ver el talento de Mateo, decidieron regalarle un horno especial para que hiciera sus panes. “Ahí comenzó todo, en mi casa. Apenas horneaba los panes salía para las casas de los vecinos, amigos y familia para que me compraran (risas)”, expresa el vecino.

Mateo junto a sus padres, gran apoyo para este emprendimiento.

Su fórmula secreta resultó exitosa y Mateo montó su empresa panadera llamada así, como él, Mateo Fernández (Instagram @mateofernandezz). “Admiro a mi hijo como a nadie en esta tierra. Yo siempre he dicho que estos panes son los mejores del mundo y, claro, a todos se los recomiendo. Mateo es mi jefe y yo obedezco feliz (risas)”, comenta doña Claudia.

Le sugerimos: La parva de doña Aída es famosa en Laureles

A esta familia nos la encontramos en una feria que realizó el centro comercial Viva Envigado, donde notamos que la gente admiraba el trabajo de Mateo y de sus padres. “Estamos creciendo y todo ha salido desde el corazón de mi familia. Nuestro proyecto es montar un punto caliente en Envigado y que las personas se enamoren más de estos productos”.

Un joven agradecido y lleno de creatividad para seguir adelante con su emprendimiento. A Mateo lo vemos y nos damos cuenta de su gran potencial. ¡Qué delicia de panes!

Le puede interesar: Si amas a El Poblado únete a este grupo de Facebook

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

(Visited 89 times, 3 visits today)