Juan Pablo creó un planetario para mirar las estrellas

Juan Pablo creó un planetario para mirar las estrellas

Los 45 minutos más alucinantes que vivió Juan Pablo Ramírez cuando tenía 11 años fueron en el Planetario de Medellín.

En 1985, un año después de haber sido inaugurado, este vecino de El Poblado convenció a su padre de llevarlo a esta sala de espectáculos sobre astronomía. El motivo fue una función infantil que narraba la historia del sastre que le hacía los vestidos a la luna.

Su propósito era explicar las fases lunares de forma didáctica y a partir de esa experiencia Juan Pablo quedó enamorado de la cúpula, el domo, la proyección estelar y la galaxia entera.

Al año siguiente, en 1986, estuvo pendiente del cometa Halley, buscó información y formas de acercarse a este fenómeno pero no logró verlo pasar.

Lea también: Ellos representarán a Envigado en las Olimpiadas de Astronomía en China

A pesar de ser fanático de producciones cinematográficas como Apolo 13 e Interestelar, este vecino se dedicó a la comunicación y poco a poco su labor de divulgación científica fue conquistando nuevos espacios.

Para el año 2009 creó el blog Galileanos, una publicación del periódico El Colombiano que permanece vigente, donde aquellos amigos del cielo, las estrellas y la diversión pueden encontrar valiosa información sobre lo que tienen al alcance de sus ojos.

Juan Pablo Ramírez Cortés. Foto Cortesía.

Juan Pablo Ramírez Cortés. Foto Cortesía.

Lea además: Con la idea de este vecino de Laureles construirán casas en la India

Su rol parte de traducir el lenguaje especializado a lenguaje más simple de modo que se entienda con mayor facilidad. Como Galileo fue uno de los más grandes revolucionarios de la astronomía el blog fue nombrado en su honor.

“Él perfeccionó el telescopio que habían diseñado los chinos mucho tiempo atrás y digamos que representa la gran fractura entre astronomía y astrología, entre adivinación y comprobación científica”, explica Ramírez.

Experiencias astronómicas

Luego de realizar en el Museo de Arte Moderno de Medellín múltiples eventos con telescopios, Juan Pablo siguió organizando talleres y conferencias para viajar al sistema solar sin quitar los pies de la tierra.

Planetario de Galileanos. Foto Cortesía.

Planetario de Galileanos. Foto Cortesía.

Con expertos astrofísicos y demás ponentes de varios temas, desarrolló un emprendimiento en donde ofrece actividades académicas para pre-escolares y colegios con énfasis en astronomía y ciencias espaciales.

De interés para usted: Investigadores de Eafit desarrollan ladrillos que descontaminan el aire

De la mano de un enorme planetario que simula el cielo, su propuesta se fundamenta en un diseño de contenidos ilustrados a través de proyecciones en el planetario y observaciones del cielo con telescopios.

Planetario a domicilio

Su modelo le permite transportar a cualquier lugar amplio esta estructura inflable en donde caben aproximadamente 60 personas adultas.

Planetario de Galileanos. Foto Cortesía.

Planetario de Galileanos. Foto Cortesía.

Cuenta con una cúpula grande para proyectar y en las dinámicas las personas se acuestan y miran hacia arriba la misma simulación del cielo que tanto le encantó a Juan Pablo cuando era niño.

Este amante de planetas como Marte, Venus y Saturno, no deja de fascinarse por la cosmología y el origen del universo, una pasión que se ve reflejada en su admiración por el ingenio humano aplicado a la exploración espacial, un tema visibilizado por figuras como Elon Musk, entre otros.

Le recomendamos: Si te encanta vivir en El Poblado únete a este grupo de Facebook

Uno de los aspectos que más le gustan de su labor es, como él mismo menciona, tocar corazones y transmitir sensaciones de alegría a las demás personas mediante la ciencia.

“Sueño con tener un planetario real porque reúne una serie de actividades culturales donde convergen la literatura, la música, la ciencia ficción, la pintura y un montón de saberes alrededor de las ciencias del universo”, expresa Juan Pablo.

Por: Michelle Acevedo Vélez
michellea@gente.com.co