Liliana, la vecina experta en restaurar pesebres y obras de arte

Liliana, la vecina experta en restaurar pesebres y obras de arte

Vive en una casa esquinera del barrio Las Flores de Envigado. La primera en saludarnos fue su tímida, pero bella gata, Luna, quien se escabulló por los ‘chécheres’ que deja un buen taller de arte… como el de Liliana María Vélez Quintana, una vecina que ya es reconocida por su habilidad en restaurar piezas artísticas.

Es una cuadra especial, en donde la mayoría de puertas y ventanas tienen algún letrero, informando sobre la existencia de un emprendimiento en cada casa. Venta de huevos, papelería, ferretería, vivero, modistería, etc. Por esos lados uno no se vara. Una de las tantas puertas nos dice que en dicho punto se restauran pesebres y otras obras de arte, bajo la mano de Liliana Vélez, casada y madre de dos hijos; emprendedora y siempre llena de energía.

Lea además: José Ignacio, el señor de los pesebres en Envigado

“Comencé trabajando con la pintura en yeso, una técnica que fue creciendo gracias al voz a voz de los vecinos. Me traían cada cosa para que pudiera pintarla o restaurarla”, comenta la artista. Gracias a la acogida que tuvo entre los otros vecinos, le quedó sonando la idea de montar un taller de restauración y pintura.

“Monté mi negocio y se fueron añadiendo otros servicios como clases de manualidades, pintura en diferentes materiales, decoración de velas, fiestas, etc… y ahí comenzó todo”. Las llamadas catrinas, aquellas calaveras salidas de la cultura mexicana, hicieron que a Liliana le llegaran más clientes. “No solamente en Envigado sino en otros municipios se vendían estas calaveras, las que yo pintaba de distintas maneras”, agrega Liliana.

Lea también: FOTOS: Así recibieron la Navidad los centros comerciales del sur

Por esta época, son los pesebres e imágenes religiosas las que protagonizan el taller de esta vecina. “Me traen estas obras porque ya tienen un desgaste notorio por los años o porque se les partió alguna pieza. Acá las restauro, con mucho cuidado y responsabilidad por el significado que eso tiene para cada persona”.

Restauración en proceso.

Le puede interesar: Un mercado de Navidad que muestra todo el talento envigadeño

La vecina está feliz porque acaba de terminar su primer semestre de prácticas visuales en la Escuela Superior Tecnológica de Artes Débora Arango, en donde demuestra todo su talento en pintura, manualidades y, especialmente, en la fotografía, otra de las pasiones de Liliana. “Le pedí al Niño Jesús una cámara fotográfica (risas) para seguir practicando sobre esta actividad que me encanta y que tiene que ver mucho con el arte visual”.

Entre sus proyectos está continuar con las clases de arte para los vecinos que quieran aprender sobre estas técnicas. Además, crear un cuento para niños, muy artístico, en el que esta mujer plasma la esencia de lo que ha sido su personalidad y amor por el mundo de la pintura y fotografía. Liliana, inspiradora y talentosa… la de la casa esquinera y la gata vigilante que también cuida las creaciones de su dueña.

Le recomendamos: Gildardo Montoya, el ‘Gitano groserón’ que aún prende las fiestas de diciembre

Redacción y fotos: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

(Visited 199 times, 1 visits today)