Claudia pasó de organizar libros a cultivar y vender el cacao de su finca

Claudia pasó de organizar libros a cultivar y vender el cacao de su finca

Claudia Inés García, vecina de Laureles trabajó durante más de 20 años en diferentes bibliotecas de la ciudad. Sin embargo, un recorte de personal a causa de la pandemia hizo que perdiera su empleo el año pasado. A raíz de eso se dedicó a vender cacao que organiza en su casa, pero que cultiva en su finca.

Esta vecina y su esposo Ramón Peña llevan 12 años viviendo en Laureles, pero como son amantes del campo decidieron comprar un lotecito en el municipio de Támesis, en donde gran parte del tiempo pasaron la pandemia y allí fue donde le surgió la idea de tener un emprendimiento con cacao.

“Mi esposo y yo toda la vida hemos amado el campo, siempre soñamos con tener una casita de campo donde descansar. Somos campesinos de cepa como dice la gente. De hecho yo nací en Abriaquí, un municipio del occidente de Antioquia”, señaló la vecina.

De interés para usted: Si te encanta vivir en Laureles únete a este grupo de Facebook

Aunque inicialmente cortarían las matas de cacao a esta vecina le entró una nostalgia de lo que infundieron sus padres en ella. “Para mí el cacao representa abundancia y una parte espiritual importante. Por esa razón decidimos coger la cosecha que estaba de cacao natural y organizarlo”.

Gracias a una capacitación de la Universidad de Antioquia para cacaoteros, esta vecina aprendió sobre su preparación para que sea consumible.

“Tenía recuerdos muy vagos en la finca cuando vivía con mis padres para organizar el cacao. Sin embargo, con el curso me acordé de mi mamá limpiándolo, tostándolo, moliéndolo y echándole clavos de olor, es lo mismo que hacemos actualmente”.

Le sugerimos: Nataly hace joyas de chocolate

La primera tanda que salió se las ofreció a sus compañeras de universidad, las cuáles aseguraron que era un éxito con un aroma particular. “Obviamente el cacao natural es amargo pero se puede usar para muchas cosas como emplearlo en bebidas calientes espumosas, chocolatinas al gusto, helado, nucitas, entre otros usos, incluso medicinales y de belleza como mascarillas”, señaló Claudia García.

Importante: Apoye a los emprendedores de nuestros barrios

Como apenas está comenzando solo están realizando la preparación del tradicional cacao amargo y otro con preparaciones de canela y otros ingredientes. “De la planta al secado, del secado al tostado, del tostado al molino, otras preparaciones y listo”, dice la vecina.

Visite además: Ellas encontraron la calma en una taza de té

Media libra de este cacao tiene un valor de $8.500 sin la necesidad de desplazarse hasta zona rural. Para comunicarse con esta vecina puede llamar al 3206486909.

Su proyección ahora es elaborar diferentes productos que sean reconocidos a nivel nacional y estudiar chocolatería. Mientras Claudia García es la encargada de la preparación, su esposo es quién poda las plantas, recoge las cosechas y las traslada hasta Medellín.

Lea también: En Laureles venden helado de café artesanal basado en una receta italiana

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co
Fotos: Jaime Pérez

(Visited 301 times, 1 visits today)