Alejandra creó un blog de moda que no incomoda

Alejandra creó un blog de moda que no incomoda

Tras no encajar en los cánones de moda circundantes en una ciudad como Medellín, esta vecina de Belén abrió The Poster Girl para compartirles a los demás una mirada a través de sus ojos.

Alejandra Suaza creadora de The Poster Girl. Foto Cortesía.

Como muchas otras personas, Alejandra Suaza era de las que trazaba renglones en sus carteleras del colegio para no torcer la escritura, sin embargo, su estética le impedía dejar aquellas líneas marcadas y luego de poner las palabras borraba con sutileza el rastro geométrico de las rayas.

Ese detalle se sumaría a otros rasgos de la personalidad de una niña que en principio fue tímida, “no tenía tan buena autoestima dado que usaba unas gafas muy grandes por mis problemas visuales, así que no me sentía ni bien vestida, ni linda”, relata Alejandra.

Lea también: La vecina de El Poblado que diseña ropa para el metaverso

Al llegar a la universidad estudió diseño gráfico y poco a poco fue adentrándose en más capas de sí misma. Tenía un enfoque muy estético de la vida, por ende, percibía detalles que otros no. En su casa, su madre y principalmente su abuela, fueron grandes referentes que en su momento utilizaron prendas de vestir estrechamente ligadas a su carácter.

Lo anterior inspiró a Alejandra, quien a su vez navegaba por blogs de moda que mostraban tendencias como la de analizar el tipo de vestuario de las personas en la calle que no estaba regido por la alta costura de las pasarelas.

Cuando abrió The Poster Girl descubrió su faceta más fotogénica y comenzó a modelar justo la ropa que le encantaba, no necesariamente aquella que estaba in.

“Con el tiempo comprendí que Medellín se caracteriza por ser tradicional hasta en su forma de vestir, uno ve mujeres que parecen un postre y están maquilladas, con el pelo alisado y todo puesto en su sitio, pero también es innegable la herencia del narcotráfico que incluye formas de lucir más provocativas orientando el deseo masculino con escotes”, explica Alejandra.

Lea además: Nuria celebra el cuerpo, el glamour y la comodidad 

De manera particular ella nunca se vio identificada con ninguna inclinación, siempre quiso salir del molde buscando otros referentes y aunque ha sido foco de críticas por sus combinaciones, cuando le dicen: “eso no sale”, ella se adelanta a responder “menos mal lo llevo yo”.

Siente que desde su casa se creó esa caparazón que le permite defender lo que se pone y decidir que si algo le gusta con eso basta para lucirlo. Admite que también hubo momentos en los cuales se vistió como la sociedad le impuso, pero paso a paso ha evolucionado siendo más libre.

No se pierda: Isabel Londoño dejó la alta costura para dedicarse a la moda del día a día

Tiene una fascinación por Italia y es adicta a Pinterest. En su blog se nutre de todo lo que la inspira y tanto el contenido como el vestuario reflejan varios momentos de su vida, como cuando ha tenido temporadas caóticas o algunas más tranquilas.

El ejercicio de reflexionar sobre moda la ha llevado a reconocerse, identificarse, encontrar su esencia y aconsejarles a las personas que si se sienten cómodas con una prenda van a lucirla de un modo especial.

“The Poster Girl es mi alter ego, con esto logré sanar muchas heridas y resignificar lo que soy”, añade Alejandra, una vecina que está convencida de que podemos empezar a ser nosotros mismos pues en la moda hay espacio para todos.

De interés para usted: Si te encanta vivir en Belén únete a este grupo de Facebook

Por Michelle Acevedo Vélez
michellea@gente.com.co

(Visited 578 times, 1 visits today)