La tala de un árbol en Florida Nueva generó indignación entre los vecinos

Tala de árbol en Florida Nueva, Medellín

La tala de un árbol en Florida Nueva generó indignación entre los vecinos

La tala de un cámbulo ubicado en la carrera 69 con la calle 44 generó malestar entre los vecinos del barrio Florida Nueva. Según algunos de ellos, el contratista no realizó los estudios suficientes para salvar la vida de esta especie arbórea que tenía más de 25 años en el sector y decidieron cortarlo.

A mediados de junio este árbol sufrió la fractura de una de sus ramas producto de un fuerte vendaval. Cuando Mercedes López, vecina de este sector hace 27 años, se despertó en la mañana, vio una de las ramas caídas y de inmediato informó al Dagrd para que atendieran el caso y cortaran la parte que ya estaba caída.

Así fue como encontraron el árbol después de la fuerte tormenta. Foto: cortesía

Durante 10 días la vecina asegura que “estuvieron aquí varios contratistas revisando el estado el árbol. Sin embargo, las primeras personas que vinieron comenzaron a talarlo inmediatamente y los vecinos nos preguntamos ¿cuál era la razón?, la respuesta fue que la especie estaba enfermo y podrido”.

Ante esta respuesta, Mercedes López, bióloga de profesión, fue al parque donde estaba ubicado para tomarle fotos a las raíces, el tronco y las ramas que quedaban, con el fin de que fueran analizadas por otros expertos.

“Había un pedazo del árbol que ya estaba talado y me pareció extraño que la madera se encontraba en perfectas condiciones y que también lo estuvieran algunas ramificaciones que tenía en buen estado”, comentó la vecina.

Lea además: ¿Cuál es el estado actual de los árboles del parque de Belén?

Desde ese momento comenzaron las molestias de la comunidad porque “nos estaban diciendo mentiras”, dijo la mujer. Así que decidió pedir la resolución del caso para analizar, junto a varios líderes ambientales, el protocolo del proceso con esta especie.

“Habían incumplido la resolución que realizó el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva) porque no hubo una socialización a los habitantes sobre la tala completa del árbol y tampoco se hizo el traslado de las aves que anidaban allí”, explicó la vecina.

Así fue la tala de este cámbulo que tenía cerca de 25 años. Foto: cortesía

Según la comunidad, este árbol brindaba refugio a sirirís, carpinteros, azulejos, periquitos y loras. En total esta bióloga ha podido observar más de 15 especies de aves.

A los pocos días llegó personal del Jardín Botánico para finalizar la tala del cámbulo y mostraron el permiso por parte del Área Metropolitana para terminar de cortar el árbol.

Le sugerimos: Pietro le explica lo que debe de tener en cuenta para sembrar un árbol

La entidad ambiental responde

Desde la Unidad de Emergencias Ambientales del Amva aseguraron  que se autorizó la tala por riesgo, debido a una tormenta se desprendió una de las ramas principales y el árbol quedó completamente descompensado.

“No era viable una poda de compensación teniendo en cuenta que para lograrlo compensar, se necesitaba una poda muy drástica, que dejaba heridas muy grandes en la especie, individuo de pobre cicatrización, y propenso a procesos de pudrición”, detalló la entidad.

Luego de la tala total,  el Área Metropolitana llevó a cabo la siembra de un nuevo árbol de mejores características, tanto para la zona como para la ecología de la ciudad.

Por su parte, Antonio María López, edil de la comuna 11, dijo que “no tenían conocimiento sobre este caso. Da pesar porque una especie que era simbólica y muy querida por los habitantes de Florida Nueva. La invitación es para que cuenten con la Jal para estas situaciones ambientales porque estamos dispuestos a escucharlos a todos”.

De interés para usted:  Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Laureles

Por: Alexis Carrillo Puerta
Alexisc@gente.com.co