Se gana la vida dibujando mascotas

Se gana la vida dibujando mascotas

Aunque estudió negocios, por cosas del destino, Vanessa Ríos terminó viviendo de su pasión de niña: el dibujo.

“Me encantaría pintar toda la vida” , es el deseo de Vannesa. Foto: Julio Herrera

El comienzo fue un dibujo recordatorio de la mascota fallecida de una amiga suya.

Así lo cuenta Vanessa: “Subí el dibujo a Facebook y muchos amigos empezaron a pedirme que también dibujara a sus mascotas”.

Al ver esta oportunidad unió los conocimientos que tenía en negocios, pues había estudiado algunos semestres de Negocios Internacionales, con su talento para dibujar y creó su propia marca.

Este emprendimiento hoy día le permite “vivir de lo que me apasiona, yo me gano la vida pintando y es increíble”. 

También le puede interesar: Estas vecinas hacen unas cuadros de mascotas en hilograma

Desde pequeña le apasionaba dibujar, sin embargo, al dedicarse de lleno al arte comenzó a estudiar y a perfeccionar su talento.

Es muy organizada a la hora de realizar su trabajo, tanto que utiliza materiales exportados para que sus cuadros tengan mejores resultados y los clientes queden satisfechos, pues “el amor que tienen las personas por sus mascotas es lo que me permite a mí trabajar y ganar dinero”. 

 


Un trabajo estético y ágil 

El proceso completo de un cuadro, dibujar y enmarcar, porque aprendió a hacerlo ella misma, le toma cinco horas, aunque antes eran ocho horas.

Con el paso del tiempo ha hecho su labor mucho más veloz y “yo pintó tres cuadros al tiempo, empiezo con el boceto a lápiz, después voy a limpiar los vidrios, vuelvo y hago los ojos y las narices que son lo más complicado y así me voy yendo”. 

Al terminar su trabajo “quedo conociendo todo de las mascotas porque yo las detallo mucho antes de pintarlas y eso me encanta porque siempre me han gustado las mascotas y me llevo muy bien con ellas”.

Únete a nuestro grupo de Facebook Vecinos Envigado

Pinta todo tipo de animales, pero últimamente ha incursionado en el dibujo de bebés y, aunque le parece muy complicado, desea aprender porque ve una oportunidad de crecimiento como artistas y como marca. 

Sueña con estudiar artes plásticas, pues la escultura y los cuadros grandes en óleo le atraen mucho, pero “no sé qué hacer, porque o me quedo siendo la mejor en mascotas o me desvío a hacer lo que quiero”. 

Por ahora, su sueño más inmediato es poder tener una exposición sola en la que dé a conocer sus obras con las que se gana la vida y le agradece a Dios por esto, pues fue algo que “encontré sin buscarlo, me llegó y fue maravilloso”. 

 

Por: Andrés Bedoya

johanb@gente.com.co

(Visited 106 times, 22 visits today)