Natalia usa fibras y tintes naturales para crear prendas con propósito

Ropa hecha con fibras y tintes naturales en Medellín

Natalia usa fibras y tintes naturales para crear prendas con propósito

Natalia Franco creó un emprendimiento en el que combina su pasión con su misión de vida: una marca de ropa respetuosa con el medio ambiente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por P R I M I T I V A (@_primitiva)

Además: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

Cuando estaba en el colegio Natalia soñaba con ser diseñadora de modas. Sin embargo, al ser una “mujer de causas” terminó estudiando ingeniería ambiental. “Era mi oportunidad de ayudar al planeta“.

En el trabajo no fue diferente: “Pensaba todo el día en coser”. Hizo un par cursos de moldería y confección, hasta que después de comprar su primera máquina decidió irse para Buenos Aires, Argentina, a estudiar diseño.

Un año después, en 2015, regresó a Colombia. Se asoció con unos amigos y durante 3 años trabajó en su propia marca de ropa para mujeres de tallas grandes. “Tuve la oportunidad de hacer la primera pasarela plus size en Colombiamoda 2017″.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por P R I M I T I V A (@_primitiva)

Quería mezclar sus 2 pasiones, la ingeniería ambiental y la moda, pero no tenía claro cómo hacerlo, “empecé a investigar y vi que muchas marcas de afuera le estaban apostando a ser más sostenible utilizando materiales amigables con el medio ambiente y generando menos residuos… Así nació Primitiva”.

Le interesa: Esposos hacen toallas con el plástico que va a parar al mar

Ya con una basta experiencia en el sector textil, analizó cada uno de los procesos para encontrar la manera de generar el menor impacto posible. Su propósito también es apoyar la mano de obra local y pagar un precio justo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por P R I M I T I V A (@_primitiva)

“La idea era volver a lo básico, a lo natural... A esos tiempos donde todo lo que usábamos venía de la naturaleza, y no necesitábamos mucho. Donde los procesos industriales no existían a gran escala”.

En el lino, que se puede degradar en 4 meses, encontró un gran aliado. “Además usamos tintes naturales que se extraen de ingredientes como el té negro, la cúrcuma o el achiote”.

Recomendado: Hermanos de Envigado hacen ropa de playa con plástico sacado del mar

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por P R I M I T I V A (@_primitiva)

En Primitiva no existen las colecciones ni la moda rápida, “creamos prendas básicas que puedes usar por mucho tiempo y que puedes mezclar con todo tu clóset fácilmente… De hecho, hasta que no se vendan todas las prendas de una referencia no las vuelvo a sacar. Acá no hay afán en la producción, todo va creciendo a su ritmo”.

También: Conozca las nuevas ciclorrutas que adecuarán en Belén y Laureles

Pero su aporte al cuidado del medio ambiente no termina ahí, Natalia, que además trabaja en una empresa de energía solar comunitaria en Estados Unidos desde Medellín, se encarga en sus redes sociales personales y en Primitiva de difundir su conocimiento y educar sobre el tema.

“Hago publicaciones educativas sobre moda y sostenibilidad, pues creo que lo que falta a la gente para tomar decisiones es información y así cuando vayan a ir a comprar una camisa se pregunten de dónde viene, cómo la hicieron y bajo qué condiciones, pues de eso dependen los efectos positivos o negativos sobre el planeta”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por P R I M I T I V A (@_primitiva)

Importante: Si le gusta ser vecino de Laureles únase a este grupo de Facebook

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

(Visited 18 times, 1 visits today)