Preocupación por casos de hurto a residencias en Laureles

Preocupación por casos de hurto a residencias en Laureles

Preocupación por casos de hurto a residencias en Laureles

Vecinos de La Castellana, Lorena y Simón Bolívar (en Medellín) piden más seguridad a las autoridades para evitar el robo en sus residencias.

Hace un mes que Álvaro Rojas y su esposa, Carolina Úsuga, vecinos del barrio La Castellana, fueron víctimas de un robo en su apartamento, cuando ambos estaban trabajando.

“Vivimos en un edificio de 4 pisos sin portería, llegamos a eso de las 6:30 p.m. y, cuando subimos al tercero, observamos que la puerta principal de la casa estaba medio cerrada, la chapa del seguro estaba dañada, a pesar de que giraba la llave”, contó el vecino.

Cuando entraron al apartamento, lo primero que notaron fueron que sus clósets estaban desorganizados y no estaban sus computadores portátiles. “Se llevaron algunas joyas de mi esposa, varios relojes míos, lociones, 2 portátiles, unos auriculares Sony y en efectivo se llevaron $ 700.000 y una alcancía llena de monedas. Imagino que no se llevaron el televisor ni otros electrodomésticos por su tamaño”.

De inmediato Álvaro llamó a la Policía y tocó la puerta de varios de sus vecinos para saber lo que había sucedido, sin embargo ninguno de ellos dijo haber escuchado ruidos extraños ni notar la presencia de personas desconocidas en el edificio.

Lea además:  Preocupa el aumento de los robos en Laureles

Pusimos la denuncia en la Fiscalía, pero no nos han dicho nada, tampoco han aparecido las pertenencias. Este sector que es tan solo, supuestamente cuenta con cámaras de seguridad, pero no han servido de nada”.

Álvaro Rojas no se explica cómo ingresaron los ladrones sin forzar la puerta para entrar al edificio, ni tampoco cómo se dieron cuenta de que el apartamento permanecía solo; según él, nunca notó que lo pistearan o que a su residencia llegaran personas extrañas.

Un caso similar le sucedió a Susana Londoño y a su madre, vecinas del barrio Simón Bolívar, que también fueron víctimas de este flagelo en un apartamento que no cuenta con portería, pero cuya puerta de acceso al edificio tiene reja y la que da ingreso al apartamento tiene chapa de seguridad.

“Este sector de la calle 82A con la calle 37 es muy inseguro, los delincuentes quebraron la puerta y dañaron las chapas, la de seguridad la reventaron, nos robaron dinero en efectivo, joyas, elementos de aseo y electrodomésticos pequeños. Hemos tenido reportes y, con el mío, han sido 5 apartamentos robados en esta zona“, explicó Londoño.

Le sugerimos: En 2018 se denunciaron 239 robos en la U.D. Atanasio Girardot

Según la vecina, “las autoridades ya tienen pistas sobre cómo operan los delincuentes, al parecer delinquen en vehículos particulares y, según las cámaras de seguridad, son de Belén Rincón, pero no han hecho más nada”.

Ante esto, Carlos Briceño, comandante del distrito 4 de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, manifestó que “hemos evidenciado que algunos casos de robos que afectan el patrimonio económico han ocurrido por oportunidad, es decir, hay exceso de confianza por parte de los propietarios de los inmuebles que a veces les permiten el ingreso a personas desconocidas a los apartamentos. En otros casos, hay vecinos que salen de vacaciones o salen desde muy temprano y llegan a altas horas de la noche, y esto genera la oportunidad para el delincuente de asaltar las residencias”.

Frente a estos casos el comandante dijo que “hemos incrementado el número de patrullajes con algunos polígonos de seguridad, para la prevención y la contención del delito. Estamos identificando los puntos más álgidos de Laureles, modalidades y horarios para prevenir estos hurtos”.

En pocos casos las autoridades han encontrado que los delincuentes no fuerzan la puerta principal de acceso a la unidad, “pareciera que tuvieran alguna llave maestra o alguna copia, pero en la mayoría de casos vemos que hay alguna clase de violencia contra las cerraduras de acceso”, explicó Briceño.

No se pierda: Ni en el batallón de la IV Brigada se salva de los hurtos 

Consejos para no ser víctimas
Édison Arias, consultor y experto en seguridad, aseguró que se debe tener en cuenta el patrón de la delincuencia: en aquellos lugares donde el delincuente observe vulnerabilidad y menor protección va a accionar siempre. Añadió que el hecho de contar con porterías, cámaras de vigilancia o personal de seguridad no garantiza que no ocurran los robos, sin embargo, “sí es un elemento que sirve como control de acceso a la vivienda”.

Según el experto, los residentes deben contar con una tarea de autoprotección. Arias explica que “en estas comunidades pequeñas es obligatorio conocer a los vecinos, tener colaboración, lastimosamente en propiedad horizontal no se ve esto; se debe recurrir a la vecindad para cuidar las residencias”.

Además, continúa Arias, “la tecnología de seguridad ha disminuido los costos, desde el celular ya se puede monitorear una cámara de vigilancia que puede costar 60.000 pesos. La invitación es a que si el apartamento permanece mucho tiempo solo, es necesaria la instalación de alarmas y otros sistemas”.

Finalmente Arias recomendó no esperar a que suceda el hurto para tomar medidas de autoprotección, ya que cualquier persona está expuesta a ser víctima de robo.

Siga leyendo: “Laureles, la segunda comuna de Medellín con más extorsión”

Por Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co