Provenza, un lugar para viajar por el mundo a través de la gastronomía

Provenza, un lugar para viajar por el mundo a través de la gastronomía

Recorrimos el barrio Provenza, un lugar donde nos podemos transportar a diferentes países del mundo gracias a su gastronomía. Argentina, Perú, México, Italia y España deleitan a los comensales que llegan a esta reconocida zona de El Poblado.

Marcelo Tommasi. Fotos: Manuel Saldarriaga

Lea también: El paraíso de la gastronomía saludable está en El Poblado

Directo hasta Argentina

Es un argentino que tiene 7 años en Colombia, país que le permitió tener a su familia y disfrutar de su amor. Se llama Marcelo Tommasi, a quien los vecinos conocieron en el centro de Medellín, con su parrilla para hacer los mejores asados del mundo. Hoy, tiene un restaurante en Provenza que hace honor a sus gustos musicales.

“’La Tanguería’ es un espacio para escuchar buen tango y probar unas delicias que hacemos con todo el cariño”. Recomendadas las empanadas argentinas, una receta que tiene más de 100 años, hecha por su abuela Yudita. “Me siento en casa, yo también soy colombiano”, dice Marcelo.

Lea además: El Dorado, el barrio de Envigado que brilla por su buena gastronomía

Chef Andrés Revueltas.

Son los originales

Conocer a Andrés Revueltas es como viajar de inmediato a Perú, un país de excelencia gastronómica y que se puede vivir en varios sectores de nuestro territorio. Sin embargo, este chef asegura que su negocio (Rocoto) es el papá de los restaurantes peruanos… ¿Por qué? “Fuimos los primeros en llegar a Provenza y eso todavía lo recuerda mucho la gente.

Le puede interesar: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Por este motivo es que yo no compito con los demás porque los vecinos saben cuál es el sitio original del Perú”. Dice que esa “competencia” se dejó a un lado en la pandemia, en donde todos los comerciantes del sector se unieron para pedir una reapertura. Fueron meses muy complejos, pero acá estamos de nuevo para acercarnos a nuestros comensales”.

Mónica Manrique (izq.) y Juanita Cobollo.

Desde los sabores de España

Dicen que la comida española solo sabe bien si es la original. Y ahí llegamos, donde nos encontramos con Juanita Cobollo y Mónica Manrique, dos emprendedoras que decidieron montar este lugar, gracias a las raíces españolas de Cobollo. No habían sumado el año y llegó la pandemia, una crisis que las puso a prueba.

Lea sugerimos: Viva una experiencia gastronómica en esta cuadra de Envigado

“Luchamos todos los días para que nos dejaran abrir. Optamos por los domicilios, pero fue muy difícil. Hoy que abrimos de nuevo nos sentimos orgullosas de nuestro trabajo y con más ganas de salir adelante. La comida española de ‘La Tasca’ siempre es recomendada por todos los que vienen a este lugar”, comentan las emprendedoras. Hoy, son las consentidas de Provenza y hacen parte de la ruta gastronómica.

Sebastián Arango

Un horno de tradición

Es un reflejo de la tradición italiana, en la que las abuelas de la época usaban gigantes hornos para preparar sus pizzas, lasañas, pastas, entre otras deliciosas recetas. Es de los pocos sitios que tienen este gigante horno, creado para un paladar que gusta de la comida artesanal.

Lea también: Orlando, un vecino de El Poblado que inspira con su canto y gastronomía vegana

Eso lo vive Sebastián Arango, socio de este negocio, quien cuenta que “El sitio nació en 2014 con el propósito de hacerle un homenaje a la comida italiana. Se comenzó con risottos, preparación que nos dio la idea de crear un lugar de comidas”. Cuando los comensales entran al lugar (Ammazza) se transportan a este país europeo, en donde pueden ver las cocineras al lado del horno, como en aquella época. Provenza fue el lugar escogido por su estilo y especialidad gastronómica.

Andrés Felipe Muñoz

Lea además: Lucero Vilchez descubrió su felicidad en la gastronomía

Polémico, pero delicioso

Que no falte la comida mexicana, pero muy seguramente han escuchado hablar de un sitio que es diferente a los demás. Conversamos con Andrés Felipe Muñoz, administrador de este negocio. “Salimos victoriosos de la pandemia, a pesar de que nos dejó muy aporreados. No ha sido fácil levantarnos, pero gracias a la controversia que ha generado el nombre del restaurante (‘El Puto Taco’) la gente tiene curiosidad de venir acá”.

Y es un nombre que no es fácil de olvidar, haciendo referencia a la expresión que tenemos los colombianos para referirnos a algo que supera nuestras expectativas. Tacos, quesadillas, burritos, entre otros productos también habitan en Provenza, un lugar para quedarse.

Le recomendamos: Si amas a El Poblado únete a este grupo de Facebook

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

(Visited 29 times, 1 visits today)