Así lucen Manila y Astorga con su nueva estrategia de reapertura económica

Restaurantes a cielo abierto cerca al parque de El Poblado, Medellín

Así lucen Manila y Astorga con su nueva estrategia de reapertura económica

Y le llegó el turno a los barrios Manila y Astorga, sectores donde la gastronomía, el turismo y el arte se han manifestado por décadas. Vimos como Provenza y la zona rosa de El Poblado (Medellín) comenzaron con su estrategia de establecimientos a cielo abierto, un proceso de reapertura económica después de una larga cuarentena que ha tenido un positivo balance en dicha zona. Es así como hace 2 semanas Manila se unió a dicha estrategia en la que comerciantes y residentes ven como resurge la vida en el barrio.

Carrera 43E con 11A, barrio Manila. Foto: Edwin Bustamante

Luces de esperanza

Se cerraron la carrera 43E con 11A y 12. También, la carrera 43B, a un costado del parque de El Poblado, calles que, según la Secretaría de Espacio Público y la Agencia APP, fueron escogidas y “analizadas juiciosamente para que no afectara la movilidad del sector ni la tranquilidad de los residentes”.

Contexto de la noticia: La estrategia de los restaurantes de El Poblado en esta reapertura

Según Claudia Ramírez, directora de la Corporación Manila, “en toda la pandemia estuvimos muy atentos a las reuniones con la Alcaldía de Medellín, mirando qué posibilidades tenía el comercio del sector y cómo ayudarlos. Vimos una gran oportunidad con el tema del espacio público y que los establecimientos pudieran sacar las mesas y las sillas a la calle”.

Autoridades, comerciantes y vecinos caminaron el barrio, esquina por esquina, tratando de encontrar esos puntos adecuados para implementar los restaurantes a cielo abierto. “Estaba preocupada por el tema del ruido y la rumba, pero cuando comencé a ver eso tan bonito y tranquilo me pude calmar (risas). Ojalá que sea un impulso para toda esta gente que la ha pasado tan mal”, dice Gloria Cecilia Duque, vecina de Manila.

Esa percepción y esperanza también las tiene Pedro Nel Román, propietario de ‘Las costillas de Pedro’, un famoso restaurante ubicado al lado del parque de El Poblado. “Yo espero que esta estrategia nos aumente la clientela y podamos salir adelante. Además, todo quedó muy bonito y se ve que a la gente le gustó el tema”.

Lea además: Han pasado 2 años y nada que instalan las placas en las calles de Manila

Según Claudia Ramírez, el objetivo también está enfocado en que “regresen las familias a los barrios, especialmente al parque de El Poblado. Qué bonito es ver de nuevo a los papás con sus niños en un sector en donde solo se ven jóvenes y adultos, en otra sintonía. Pronto vamos a convertir este sector, no solo en un referente gastronómico sino también cultural, con conciertos al aire libre, obras de teatro y musicales, obviamente, cuidándonos con todas las medidas respectivas”.

Carpas, luces y materas de gran tamaño hacen parte de la decoración de este sector, que cambió su cara, irónicamente, gracias al virus. “Podemos decir que El Poblado es el piloto de esta estrategia a cielo abierto, que muy seguramente será aplicado en otros sectores de Medellín, como Laureles, Manrique, Castilla, etc. Cada lugar tiene su espacio para ayudar a que los comerciantes se reactiven”, agrega Claudia.

Se espera que por  épocas de fin de año, estos negocios aumenten su economía y que el cielo abierto de Manila sea uno de los lugares favoritos para visitar en familia. Sí se pudo.

Le recomendamos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Carrera 43B, a un costado del parque de El Poblado. Foto: Daniel González Jaramillo

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co