En el Día del Padre regala una obra de arte hecha en casa

Regalo para el Día del Padre hecho en casa

En el Día del Padre regala una obra de arte hecha en casa

Hoy la artista plástica María José González, vecina de Envigado,comparte su técnica de elaboración de árboles en cobre para sorprender a papá con una pieza única.

No se pierda: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Esta representación abstracta puede ser símbolo del árbol de la vida: familia, unión, fortaleza, protección, esencia, progreso, crecimiento personal y espiritual. Manos a la obra.

Saque los hilos de cobre

Con un cuchillo o unas tijeras pela varios cables de teléfono para extraer los hilos de cobre. La cantidad dependerá de qué tan abundante desees el chamizo. La idea es que los cables sean reciclados, pero también puedes comprarlos. Ojalá que no sean de un calibre muy delgado.

Lea también: “Hacer muñecos en crochet me genera paz y tranquilidad durante la cuarentena”

El tronco y las raíces

Una vez tengas listos los hilos de cobre, reúnelos y entórchalos desde el centro hacia abajo (como si estuvieras escurriendo un trapo) para hacer el tronco. Deja un pequeño espacio sin entorchar y haz varias divisiones para realizar el mismo movimiento en cada una y así formar las raíces.

Equilibrio y armonía

Divide la parte superior del árbol (es decir, del centro hacia arriba) en 4 porciones iguales. Esas serán ramas, de las cuales brotarán otras más para poblarlo. El proceso te irá llevando a hacer las separaciones con armonía y equilibrio. Procura darle la abundancia que desees.

Le recomendamos: VIDEO: Lizeth le enseña a tejer con un paso a paso para principiantes

Después de tener las 4 divisiones comienza a entorchar una por una, tal y como lo hiciste con el tronco: dejando la mitad libre para a su vez fraccionar la rama en bifurcaciones iguales. Es como si cada rama fuera un pequeño chamizo del cual nacen nuevas ramas.

¿Terminamos?

Una vez hayas terminado los ramales y queden equilibrados, manipula el cobre con tus manos para darles el movimiento que quieras. Ábrelas o ciérralas, córrelas para la izquierda o la derecha… Dale la personalidad que quieras y haz que quede tan único como tu padre.

Disfrute: Sonia hace bisutería como terapia en los días de cuarentena

Acomoda las raíces sobre una piedra plana para que se sostenga. Aquí podrías darle fin a tu obra de arte, pero si tienes más tiempo, elabora unas hojas de cobre para las ramas. Si no vas a hacer las hojas pégalo de una vez a la piedra para que quede erguido.

Hojas de cobre

Recorta la silueta de una hoja en una lámina delgada de cobre. Luego apoya la hoja sobre un pedazo de fomi y con buril de punta roma o una mina de lapicero sin tinta realiza el repujado de la nervadura. Repite el proceso cuantas veces creas que sea necesario.

Le interesa: Este vecino le explica los 7 pasos que debe tener en cuenta para armar rompecabezas grandes

Un detalle de fina coquetería

Una vez terminada la hoja, en una de las puntas, coloca un pequeño hilo de cobre. Dóblala como abrazando el alambre. Dobla el alambre sobre el doblez de la lámina de cobre y aprieta. Enrrosca el hilo en las ramas y procura que quede equilibrado. Para terminar rocía el árbol con un aerosol de laca mate.

Importante: Ellas le enseñan a darle color y segundas oportunidades a las prendas

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co