Cocinando en cuarentena con lo que tenemos en la nevera

Cocinando en cuarentena con lo que tenemos en la nevera

Cocinando en cuarentena con lo que tenemos en la nevera

Estamos viviendo una etapa muy particular para la humanidad. Por un lado, mucha incertidumbre y miedos, pero por el otro renacieron la solidaridad, la responsabilidad social y sobre todo la convivencia familiar.

Lea también:  5 recetas a las que Isabel les dio sabor a Brasil

Volvieron los juegos entre hermanos, las crispetas alrededor de la televisión y la posibilidad de volver a sentarnos juntos a la mesa, algo que había desaparecido hace muchos años.

Para estos días de renacimiento, nada mejor que cocinar en familia. Por eso hoy seguimos con estas notas especiales para estos días, con recetas de la cocina casera, ingredientes económicos, técnicas y recetas muy fáciles para descubrir otras formas de darle gusto al cuerpo, al alma y a la familia.

Hoy se ponen más vigentes que nunca las recetas con el estilo de Doña Sofía Ospina de Navarro, gran matrona paisa, llena de sabiduría y buen humor, de la que se cuenta que su receta más famosa era: “compre un solomito de regular tamaño, sazónelo adecuadamente y áselo hasta que esté listo”.

Le sugerimos: 4 recetas para aprovechar al máximo los restos de comida

Los que no los tenemos, añoramos a los papás en estos días.  En mi casa nos recitaban “Para recobrar” el poema de Francisco Luis Bernárdez, muy indicado para la cuarentena por el coronavirus:

Si para recobrar lo recobrado
debí perder primero lo perdido,
si para conseguir lo conseguido
tuve que soportar lo soportado,
si para estar ahora enamorado
fue menester haber estado herido,
tengo por bien sufrido lo sufrido,
tengo por bien llorado lo llorado.

Porque después de todo he comprobado
que no se goza bien de lo gozado
sino después de haberlo padecido.
Porque después de todo he comprendido
por lo que el árbol tiene de florido
vive de lo que tiene sepultado.

Las recetas: hoy no tienen cantidades, pensando en que cada familia come distinto y no todos tienen lo mismo en la nevera.

Papas fritas

via GIPHY

Papas cortadas en tajadas no muy delgadas, como de 2 mm de ancho. Las negras o capira son las más indicadas, pero use las que tenga. Pueden ser con cáscara o peladas.  Aceite para freír y sal.

Cuando corte las papas, póngalas en agua con hielo y déjelas por un rato. Lávelas nuevamente y las pone sobre papel absorbente para secarlas muy bien. Póngalas a freír en aceite en bajo, hasta que quebranten, que es cuando se empiezan a transparentar. Bájelas, retire el exceso de aceite y conserve en la nevera. Cando las vaya a usar, ponga el aceite en alto y fríalas hasta que doren.

Lea más: Dos vecinas fisioterapeutas le enseñan a hacer pausas activas

Salsa de tomate mejorada

via GIPHY

A una taza de la salsa de tomate de su preferencia, agregue ¼ de taza de limón recién exprimido, ¼ de taza de cilantro picado, 2 dientes de ajo triturados y un poquito de sal.

Plátano calado

via GIPHY

Corte el maduro en trozos de un centímetro de ancho y fría hasta dorar. Prepare una aguapanela muy concentrada y adicione los plátanos fritos con un par de astillas de canela hasta que espese como un almíbar. Conserve en frascos en la nevera.

Yuca sudada

Debe cocinar la yuca hasta que ablande, con un poquito de sal. Conserve el agua de la cocción. Puede mantener en la nevera chequeando que no se fermente. Para servir, caliente la yuca con parte del agua de cocción, un poco de ajo triturado y mucha mantequilla. Ajuste la sal y bañe con cilantro.

Vinagreta básica

via GIPHY

1 taza de vinagre blanco, ½ taza de jugo de limón, ½ de aceite, 2 dientes de ajo triturados (o cebolla picada), 4 cucharadas de cilantro, una cucharadita de azúcar y sal.

Helado a la antigua

via GIPHY

Prepárelo con los niños para que descubran la alquimia de la cocina, que transforma tres ingredientes en un postre exquisito.

En una coca o bowl ponga una taza de moras, una de azúcar y una clara de huevo y ponga a batir por unos 5 a 8 minutos hasta obtener una mousse exquisita que puede congelar y servir como helado o comer así, con cuajada.

Siga leyendo: 5 maneras de tomar leche

Por Álvaro Molina Villegas
molinacocina@gmail.com