Las recetas de esos platos que nos hacían las mamás

Las recetas de esos platos que nos hacían las mamás

Las recetas de esos platos que nos hacían las mamás

Vivimos unos días inéditos para la humanidad. Y aunque nos ataca la incertidumbre acerca de lo que nos depara el futuro, un porcentaje muy alto ha procurado no solo mantener la calma, sino aprovechar el recogimiento para disfrutar esta oportunidad que nos da la vida para reunir a la familia.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Alvaro Molina (@molinacocina) on


He oído a muchos de mis amigos celebrar el hecho de poder pasar tiempo al lado de sus hijos, eliminar la distancia virtual y aprovechar cada instante para conocerse. Comer en familia y cocinar juntos es una maravilla y no me cabe la menor duda de que cuando todo pase, nos va hacer falta revivir estos momentos de convivencia.

Muchos niños, adolescente y jóvenes han tenido la oportunidad de pasar más tiempo al lado de sus papás, algo que nunca olvidarán, si lo saben aprovechar. No todo en la vida son dispositivos.

Mi experiencia con Miguel ha sido extraordinaria y se me infla el pecho de orgullo cuando lo veo despertarme con un cafecito o anunciarme que se va a encargar de la comida.

Le sugerimos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Me da serenatas, me invita a jugar batalla naval y estralandia. Estos días me han hecho recordar esa serie inolvidable: “los años maravillosos” que contaba entre canciones de rock la vida de un niño en su transición a la adolescencia por allá en los setenta.

Cuando pasa el tiempo y los papás se convierten en un grato recuerdo, revivir los sabores de la infancia nos devuelve a esos años maravillosos. Por eso, queremos compartir hoy una serie de recetas muy elementales de la cocina maternal que fueron parte de nuestra vida de niños, perfectas para cuando nos cae la nostalgia.

La colada

1/4 taza de Maizena o fécula de maíz
5 tazas de leche entera
1/3 taza de azúcar
1 cucharada de esencia de vainilla
Canela en polvo

En un bol mezcle la fécula con 1 taza de leche hasta que se disuelva y no queden grumos. En una olla en alto vierta la mezcla con el resto de la leche, el azúcar y la vainilla, revolviendo hasta que hierva. Baje el calor al mínimo y siga revolviendo hasta que espese. Sirva caliente con un poco de canela en polvo.

Le sugerimos: 10 recetas fáciles sacadas de las notas de mi mamá

El ponche

2 claras de huevo
Sal
1 cucharada de azúcar
Vainilla

Vierta las claras en un bol con un tris de sal. Con un batidor de alambre o un tenedor empiece a batir despacio y va subiendo la velocidad en la medida que empiecen a montar. Vaya agregando el azúcar despacio mientras sigue batiendo. Adicione unas gotas de esencia de vainilla o de algún licor si es para los adultos.

No se pierda: La cuarentena, una magnífica oportunidad para disfrutar la cocina paisa

Helado de leche condensada y moras

4 tazas de crema de leche
2 tazas de leche condensada
1 taza de moras
1 cucharada de azúcar

En una olla en alto ponga las moras con el azúcar por cinco minutos revolviendo, reserve y deje enfriar. Aparte en la batidora, mezcle a baja velocidad la crema de leche y la lechera por unos 8 minutos. En un molde que pueda meter al congelador, vierta las moras y deje por 1 hora que se empiecen a congelar. Adicione la mezcla de leche condensada y crema cubra con papel film y congele. Desmolde y corte las porciones en tajadas gruesas. Para darle más caché, puede bañar con un poco de ralladura de limón.

El salpicón paisa de tienda

1 litro de jugo de naranja o mandarina con la cantidad de azúcar que quiera
2 tazas de banano cortado en monedas
2 tazas de mango maduro en dados
2 tazas de piña en dados
2 tazas de papaya en dados

Mezcle todo y ponga en la nevera o sirva con mucho hielo. Puede agregar una bola de helado preferiblemente de vainilla. Puede usar otras frutas a su gusto.

Siga leyendo:  Cocinando en cuarentena con lo que tenemos en la nevera

*Foto ilustrativa.
Por Álvaro Molina Villegas
molinacocina@gmail.com