Comerciantes de Laureles están optimistas por mejorar sus ventas

Reapertura de almacenes en Laureles, Medellín

Comerciantes de Laureles están optimistas por mejorar sus ventas

Comienza la reapertura de los locales comerciales en la comuna 11 de Medellín. Aunque las ventas no se han equilibrado, los empresarios se las ingenian para proteger sus negocios.

Así están atendiendo en los establecimientos comerciales de la comuna. Foto: Alexis Carrillo.

Las tiendas, legumbrerías, restaurantes, salones de belleza, entre otros lugares, han tenido que acogerse a los protocolos de seguridad con el fin de mantener sus servicios a los vecinos y que no se vean afectados por una multa o el cierre de los locales.

Y aunque las ventas no son como antes de que comenzara la pandemia y el aislamiento social, algunos comerciantes luchan contra la corriente por mantener su emprendimiento, ese que con tanto esfuerzo lograron crear y mantener en el tiempo.

Es el caso de Luz Magaly Rojas, dueña del restaurante Puerto Madero, ubicado en Laureles, hace 6 años, quien asegura que “a pesar de que no hemos podido abrir el local, sacar las mesas para los clientes. No podemos dejar acabar nuestro negocio. Por esta razón implementamos los domicilios en el sector, no es lo mismo pero así al menos entra algún dinero porque tenemos que pagar arriendo y servicios”.

Lea además: Los vecinos vuelven a hacer sus compras en Belén

Esta vecina y su hermana vendían 50 almuerzos diarios antes de la cuarentena y ahora venden menos de la mitad. “Me mantiene el amor que le tengo a mi trabajo y mi negocio, son 6 años tratando de emprender. Aunque en la zona hay más restaurantes, el factor diferenciador del negocio es el empeño y cariño con que hacemos los alimentos”, explicó la vecina.

A Magaly Rojas le molesta que no haya claridad frente a los protocolos que exige la Alcaldía para la apertura de los restaurantes. “Estamos confundidos porque no tenemos mucha información sobre los protocolos de bioseguridad y la actualización que tiene, es decir, hacemos lo que el resto de locales hace pero no viene alguien a decir o inspeccionar”, explicó la mujer.

Este par de vecinas solo esperan el día en que puedan volver a atender a sus clientes en las mesas, así no puedan colocarlas todas para mantener el distanciamiento entre los comensales.

Por su parte, los conductores de taxi y vecinos cercanos a La Consolata se alegran porque Sergio Bustamante, después de casi un mes con el negocio cerrado, volvió a abrir su tienda y panadería, un lugar ubicado en San Juan con la avenida Nutibara.

De interés para usted: Comerciantes de Laureles, preocupados por pago de penalidad para entregar locales

Hay una reducción de las ventas del 50 %, pero eso no nos detiene. Yo sigo sacando mis productos de panadería y aunque los vecinos no puedan sentarse a disfrutar de un pastel con gaseosa en una de mis mesas, sí pueden llevárselo y degustarlo en casa”, contó el dueño de la tienda.

Ante esto, Alejandro Arias, secretario de Desarrollo Económico de Medellín, aseguró que con la apertura de estos establecimientos volvieron 65.000 empleos en toda la ciudad.

“En Laureles hubo una buena reapertura del 100 % de los hoteles, tiendas y restaurantes, que están operando con domicilios, que se encuentran en la zona”, aseguró el funcionario.

Para el caso de las discotecas, spas, bares y teatros ya se trabaja en un protocolo para que cuando el Gobierno Nacional dé la autorización para abrir estos sectores, ya estén las medidas listas.

Le sugerimos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Laureles

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co