Los vecinos vuelven a hacer sus compras en Belén

Reapertura de almacenes en Belén, Medellín

Los vecinos vuelven a hacer sus compras en Belén

Comerciantes de la comuna 16 de Medellín esperan que con esta nueva forma de vender se recuperen de los daños económicos que generó la pandemia en abril y mayo y así puedan seguir con su actividad comercial.

La gran mayoría de negocios de la calle 30, la 30 A y la carrera 76 también hicieron su reapertura gradual. Una zona donde como dicen popularmente “se puede conseguir lo que sea”, sin necesidad de que los vecinos de Belén se desplacen a otros sitios de Medellín.

Para María Salgado, vecina de Rosales, “da mucha alegría ver que las tiendas están abiertas porque fueron varias semanas sin que se pudiera hacer un mercado completo y comprar materiales que necesitaba para realizar un arreglo en mi casa”.

A un segundo plano pasó salir siempre con tapabocas, preguntar desde afuera, mirar los productos desde lejos, hacer filas con distanciamiento entre las personas y evitar manejar monedas y billetes.

Lea ademas: Comerciantes de Laureles, preocupados por pago de penalidad para entregar locales

Según Gustavo Mejía, empleado de un depósito y ferretería en la calle 30, “al menos pudimos salir de la incertidumbre, porque pasamos varios días pensando en que se iba a cerrar el negocio definitivamente y perderíamos nuestros empleos. Es una nueva forma de vender y las tecnologías ayudan para evitar las ventas físicas”.

Aunque este vecino asegura que “se ven menos personas en la calle, los vecinos siempre necesitarán elementos de construcción y repuestos para reparar algo. Es la importancia de nuestro negocio por eso no podemos dejar de vender”.

Por su parte, María Eugenia Correa, dueña de una tienda de medicamentos naturistas, manifestó que no se ve tan afectada por la reducción de las ventas del comercio en general, ya que desde su local se lograron sostener mantener las ganancias, incluso en la cuarentena.

“Lo único que pasó fue que se retrasó el pago por un par de semanas y aunque al principio solo estábamos abriendo medio tiempo, con el paso de los días hemos trabajado con normalidad. No se trata solamente de vender sino de cuidarnos todos, clientes y vendedores”, manifestó la vecina.

De interés para usted: Comerciantes de la 70 piden ayuda para el pago de sus arriendos

Incluso las medidas de bioseguridad llegaron hasta las tradicionales chacitas del parque de Belén, donde venden tinto, cigarrillo y dulces.

“Yo salí a reactivar mi negocio porque la situación lo amerita. Fueron 3 meses que estuvimos en cuarentena y no nos definían nada a los vendedores que tenemos nuestro puesto alrededor del parque. Decidí salir y desde Espacio Público hicieron algunas recomendaciones para la venta de los productos”, explicó Esteban Galeano, vendedor de tintos.

Este hombre realizó un cerramiento alrededor de su chaza, con el fin de cumplir con las normas del aislamiento social. Además usa jabón antibacterial y alcohol para desinfectar las pertenencias de sus clientes.

Sectores como los restaurantes  y los suministro de alimentos y abarrotes operan con normalidad en Belén, generando una reactivación de 4.000 empleos en la comuna.

Le sugerimos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Belén

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co