Estas hermanas de Laureles inmortalizan ramos y flores

Estas hermanas de Laureles inmortalizan ramos y flores

Esta vecina de Laureles (Medellín) y su hermana crearon un emprendimiento de ramos y elementos decorativos con flores que nunca pierden su color. Conozca de qué se trata.

No se pierda: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

Cuando uno piensa en París, automáticamente viene al oído ese acordeón melodioso y romántico que toca La Foule o La Vie en Rose de Edith Piaf.

Se dibuja en la cabeza la imagen de la Torre Eiffel y, en primer plano, un hombre delgado de boina y playera a rayas con una baguette y un queso debajo de un brazo, mientras que en el otro lleva un ramo de flores secas.

Este último dato fue el que inspiró a Emilia y María Victoria a poner de moda en Medellín las flores que nunca mueren.

Emilia Londoño es una diseñadora industrial que desde hace 3 años se mudó de Bogotá a Medellín para asesorar a diferentes empresas y personas en temas de emprendimiento.

Le interesa: Si le gusta ser vecino de Laureles únase a este grupo de Facebook

Sin embargo, nunca había tenido uno propio, hasta que su hermana María Victoria, politóloga y doctora en Filosofía, la impulsó a crear su propio negocio.

“En ese entonces yo tenía una crisis depresiva muy fuerte y hablando por teléfono (ella vive en Francia) me dijo que hiciéramos algo juntas. Me contó que allá había una floristería cada 5 cuadras, por eso existía ese cliché o estereotipo del francés con ramo en la mano y que esa podía ser una buena opción”.

La propuesta coincidió con que Emilia acababa de comprar una prensa floral, “estaba saliendo por el barrio a recoger flores, de manera muy empírica, para secarlas… Cuando ella me habló del tema, y no sabía lo que yo estaba haciendo, fue como una señal”.

Recuerde:  Aprenda a hacer flores bordadas en el tapabocas

Si bien tenía claro que el mercado de flores vivas era el que mandaba la parada, esta magister en Emprendimiento Social de la Universidad de San Francisco (Estados Unidos) se empeñó en investigar todo el procedimiento para lograr el secado de las plantas. Así nació FlowerPower.

“Es también darles una segunda oportunidad a esas naturales que compramos y botamos a los 8 días. Yo acá en el edificio le pido a los vecinos que me regalen los ramos cuando ya los vayan a tirar para secarlos, pues no todos quedan igual y lo mejor es que perduran en el tiempo”.

También:Ella le dio una nueva vida a las hortensias

Las flores secas, dice, regalan otra estética y una alternativa de decoración para la casa. Este par de hermanas hicieron varios cursos en internet sobre el tema para perfeccionar las técnicas y así mismo elegir las especies indicadas para cada proceso.

Lo bonito es que cada aprendizaje, asegura, ha sido por prueba y error. “Los ramos florales son un producto nuevo que estamos explorando todavía, la gente puede escoger los colores y las flores y luego nosotras ideamos (nos conectamos por videollamada) los diseños y las formas. Asimismo, ofrecemos kits de prensa floral, cuadros botánicos y un encuentro ritual en el que las personas pueden crear su propio florigrama en conexión con los 4 elementos de la naturaleza”.

Le importa: No deje que su casa se quede sin flores: experto le dice cómo

 

FOTO Edwin Bustamante

Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

(Visited 180 times, 1 visits today)