Raíces de árboles en Belén han dañado varias aceras

Raíces de árboles en Belén han dañado varias aceras

Vecinos de este barrio de la comuna 16 denunciaron que varios de estos árboles que han estado en este lugar por más de 40 años tienen agrietados y levantados algunos bloques de los andenes por donde a diario transitan las personas y en algunas casos afectando las entradas de las viviendas.

“Transitar en la noche por este sector es un peligro con esas aceras resquebrajadas y por la poca visibilidad que generan las copas altas de los árboles, que tapan las luminarias del barrio. El Nogal es un barrio de muchísimos adultos mayores y si bien las aceras son amplias, algún desnivel puede generar un accidente que termine en una fractura“, analiza la situación Ana María Moreno, vecina del sector.

Y es que el crecimiento de las raíces de este árbol hicieron que una de las aceras que conducen a la parroquia la Ermita de Jesús tenga desniveles en el suelo, generando un peligro para los fieles que asisten a misa.

Le sugerimos: Reciba gratis en Whatsapp las últimas noticias de Belén

Camilo Parga, secretario de la parroquia, comentó que “enviamos requerimientos al Área Metropolitana para que autoricen la tala del árbol. Si solo arreglan el andén son pañitos de agua tibia porque las raíces siguen creciendo y nos da temor que lleguen hasta la iglesia y levanten el suelo o desprendan un muro”.

Desde la parroquia colocaron los conos naranjas como señal de advertencia. Sin embargo, otros andenes que tienen una situación parecida no tienen ninguna señal, sumando el agravante de la poca iluminación que tiene el sector.

De interés para usted: Vecinos de Belén piden que intervengan andenes y cruces peatonales

Gente consultó con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva) sobre esta situación y manifestaron que “no tenemos reportado el caso, pero programaremos una visita con la unidad de Emergencias Ambientales para analizar el daño“. A ver si se puede realizar una poda controlada de las especies arbóreas o la Secretaría de Infraestructura interviene los andenes.

Aprender a vivir con los árboles

Mauricio Jaramillo, ingeniero forestal comentó que “nosotros somos los invasores del entorno de los árboles y es normal que las raíces se expandan por pisos. Como vecinos no podemos pedir la tala completa de ellos y debemos aprender a vivir con este tipo de situaciones”.

En su mayoría los árboles implicados son almendros, posiblemente sembrados en los años 70 o principios de los 80, especies que producen una carga importante de oxígeno en el sector y que tienen una función controladora de la temperatura, explicó el experto.

Además añadió que en el caso de este problema “posiblemente no fueron bien manejados. Como ciudadanos no podemos pedir la eliminación de la especie, hay que tener consideración. Sin embargo, sí del mantenimiento y la poda para controlar su crecimiento”.

“En el caso del árbol junto a la Ermita de Jesús es una araucaria, una especie muy segura que no tiene un crecimiento tan prolongado como otras especies tipo piñón de oreja. Lo que necesita es mantenimiento y  quienes construyen los andenes deberían darle más terreno al suelo del árbol para que se desarrolle bien”, finalizó Jaramillo.

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co
Fotos: Periódico Gente

(Visited 136 times, 1 visits today)