“Acá también hay ratas de dos patas”: comerciante del barrio La Magnolia

“Acá también hay ratas de dos patas”: comerciante del barrio La Magnolia

Nos referimos a la transversal 31 sur con 32D, barrio la Magnolia, cerca la llamada calle de la Buena Mesa de Envigado. De un momento a otro, esta cuadra comenzó a coger una fuerza gigante con respecto a la gastronomía. Restaurantes de todo tipo se apoderaron positivamente de un sector que estaba muerto para la comunidad.

Una de las “fundadoras” de esta cuadra gastronómica es Andrea, la de los plátanos maduros, un negocio exitoso que comenzó a atraer cientos de personas, tanto por la delicia de sus productos, como por el carisma que esta vecina brinda a sus clientes.

Lea además: Andrea llegó a Envigado para deleitar con sus plátanos maduros

“Exageradamente bien”, comenta Andrea al referirse a las ventas de ‘Maduros Mi Cliente’, especialmente cuando llegó a Envigado. “La gente ha sido muy querida conmigo y se han enamorado de mis plátanos. Aún así, los comerciantes de esta cuadra pedimos que se analicen ciertos factores como el tema de la iluminación y la seguridad”, dice la comerciante.

Los propietarios de estos negocios en dicha cuadra han sido muy unidos, gracias, precisamente, a la personalidad de Andrea. “Vino el Alcalde de Envigado (Braulio Espinosa) y le contamos sobre todas esas necesidades que tenemos en el sector porque la verdad, mi cliente, esta cuadra tiene sus problemas serios”.

Los vecinos han estado preocupados por este tema, que según el Alcalde y la Secretaría de Seguridad se va a reducir con una mayor vigilancia en la cuadra mencionada. Además, se vive una falta de cultura ciudadana, la cual está llevando a que la zona se vea contaminada por las basuras.

Lea también: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

“Hay ratas de las dos clases, de cuatro y dos patas. Por ejemplo, se están acumulando basuras en la esquina y eso hace que lleguen bichos y roedores”, agrega Andrea. Vecinos de otros barrios que llegan a La Magnolia resaltan la labor de estos comerciantes, quienes han reactivado la economía en un barrio que era netamente residencial.

“Me encanta hacer la ruta gastronómica, pasando por La Magnolia y después por la Calle de la Buena Mesa”, dice Amparo López, vecina del barrio San Mateo. Mientras tanto, dichos emprendedores esperan que se dé pronta solución a una problemática a la que no se puede dejar que coja ventaja.

Le recomendamos: Viva una experiencia gastronómica en esta cuadra de Envigado

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

Fotos: Jaime Pérez

(Visited 73 times, 1 visits today)