Los más tesos de las carnes asadas en la glorieta de la calle Colombia

Los más tesos de las carnes asadas en la glorieta de la calle Colombia

Lo que empezó como una idea para probar suerte se convirtió en uno de los puntos preferidos por los vecinos para comer carne asada o chorizo en el occidente de Medellín. Y es que habitantes de todos los rincones de la ciudad se “pegan el viajecito” hasta la glorieta de la calle 50 con la avenida 80.

Hace más de 15 años que Gustavo Eliecer López y su esposa Carmen Villafañe decidieron sacar un pequeño asador y un plástico en costado oriental de la glorieta de la avenida 80 con la calle 50. Aunque nunca pensaron en quedarse tanto tiempo, sus carnes asadas se convirtieron en una tradición.

Así es como lo relata Guillermo Salazar, conductor de taxi, “en la ciudad hay muchos puntos para comer carne asada, pero las tradicionales siempre han sido en este punto y la que existía cerca a la estación Hospital del Metro. Yo vengo a este lugar hace más de 10 años y siguen siendo igual de buenas como el primer día que las probé”.

Le sugerimos: Si te encanta vivir en Laureles únete a este grupo de Facebook

Esta pareja de esposos trabaja todos los días a partir de las 5:30 p.m. hasta la madrugada. Por eso es que conductores de taxi, vecinos que salen de trabajar tarde o personas que salen de bares son sus principales clientes.

“Al principio queríamos tirar la toalla porque sacábamos el puesto y nos vendíamos 1 carnita o a veces nada, era una situación que nos ponía a pensar. Afortunadamente con el paso de los meses fue aumentando hasta que nos consolidamos y la gente nos empezó a reconocer y querer“, comentaron los vendedores.

Lea además: Carlos pasó de conducir un transporte escolar a vender aderezos artesanales

Y a pesar de que ninguno de los 2 tuviera experiencia en los asados para carne de res y cerdo, la receta para adobarla y prepararla enamoró a más de un cliente. “Eliecer trabajó en el campo la mayor parte de su vida, recogiendo café o caña de azúcar en la finca de su familia en el municipio de Cocorná, mientras que yo trabajaba en Barranquilla en tiendas”, comentó Carmen Villafañe.

Como consecuencia de la violencia Eliecer llegó a Barranquilla y trabajó durante algunos años. Sin embargo, regresó a Medellín con su esposa y su hija con el pensamiento de salir adelante.

“Antes de la pandemia nos vendíamos entre 150 y 200 carnes, pero la situación ha estado regular, al principio hubo muchos cierres y la policía no nos dejaba abrir, pero actualmente hay una recuperación lenta, no estamos como antes pero vamos mejorando”, comentó el vecino.

De interés para usted: Reciba gratis en Whatsapp las últimas noticias de Laureles

Las especialidades de la casa son las carnes de res y cerdo pero hace 3 años decidió vender chorizos y también han sido exitosos. “Mi hermano es el que tiene el negocio de chorizos artesanales, yo se los compro para venderlos aquí y han gustado mucho”.

Aunque no saben qué pasará con su puesto de carnes, por la construcción del intercambio vial de Colombia con la 80, esta pareja de esposos quiere permanecer más tiempo en el lugar para que los vecinos disfruten de su sabor particular.

Visite también: La parva de doña Aída es famosa en Laureles

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co

(Visited 159 times, 1 visits today)