¿Cómo darle primeros auxilios a una mascota?

Cómo darle primeros auxilios a una mascota

¿Cómo darle primeros auxilios a una mascota?

Mientras que llevamos a nuestra mascota al veterinario, bien sea por una mordedura, un golpe de calor o envenenamiento, es necesario darle primeros auxilios. Aprenda cómo.

Lea además: Sepa qué hacer con el popó de los perros

Además de mantener la calma y tener a la mano el número de teléfono de su veterinario de confianza, es conveniente que sepa cómo prestarle los primeros auxilios a su mascota. María Camila Gómez, médica del Centro de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES, le da algunas recomendaciones sobre tema.

¿Qué debe tener el botiquín de primeros auxilios para una mascota?
Es recomendable tener arnés, bozal y elementos básicos para limpiar heridas (gasas, vendas, tijeras, esparadrapo, guantes de látex y desinfectantes yodados o a base de clorhexidina). Así como una solución para limpiar los oído, analgésicos, antiinflamatorios, medicamentos para la diarrea, suero, un termómetro (que se coloca vía rectal) y antihistamínicos. La dosificación debe ser indicada por un veterinario. Con este botiquín podremos prestar los primeros auxilios, mientras que acudimos o esperamos la atención médica adecuada.

¿Cuáles son las emergencias más comunes? ¿Y qué debemos hacer en cada caso?
El golpe de calor es muy habitual en los perros, especialmente en los braquicéfalos. Ocurre en verano, por falta de agua o cuando los animales llevan mucho rato expuestos al sol. Mi recomendación es mojar el perro con agua fría y ponerlo a la sombra para tratar de bajar la temperatura corporal.

También están las heridas por mordedura. En estos casos lo primero que debemos hacer es detener el sangrado ejerciendo presión sobre la herida, para luego realizar una limpieza con un jabón desinfectante. Nunca haga torniquetes.

Le sugerimos: Pasee a su perro con todas las de la ley

Otra urgencia común son los envenenamientos con raticidas, herbicidas, mata babosas, entre otros venenos organofosforados y warfarínicos. Las primeras 2 horas son de vital importancia. Llévelo al veterinario de inmediato, pero antes, si es posible, identifique el tóxico que ingirió para que el profesional sepa cómo actuar.

No lo ponga a vomitar ni le de aceite, leche o cualquier otra sustancia, pues esto puede causar una pancreatitis o hacer que nuestra mascota se broncoaspire. Si el veneno fue absorbido por la piel báñelo con agua fría.

En cualquier caso, después de prestar una primera atención en casa, lleve a su animal de compañía al veterinario para que lo estabilice de una mejor manera y encuentre la causa directa.

¿Cuáles son las señales de envenenamiento?
Según el tóxico pueden ser muchas, pero vamos a hablar de las más generales: salivación excesiva, cambios en las mucosas, desorientación, vómito, diarrea, sangrado por nariz, boca o recto y convulsiones. No necesariamente se presentan todas, pero es muy importante estar alerta porque esto indica que ya se absorbió el tóxico.

No se pierda: Conozca los sitios pet friendly en El Poblado

¿Cuándo es realmente necesario llevar nuestro perro o gato al veterinario?
Es muy común que tengan episodios de gastroenteritis de tipo bacteriano o parasitario, diarreas o vómitos. Si pasadas 12 horas mi mascota continúa con los signos ya me está diciendo que debo ir al veterinario, sobre todo para evitar una deshidratación. No olvides recoger una muestra.

Pero ¿cómo nos damos cuenta que está deshidratada? No tolera líquidos vía oral, las encías están pálidas y la nariz está seca o caliente. Dejar que nuestra mascota pase 24 horas enferma puede ser mortal.

¿Es un error automedicar a las mascotas?
Siempre será necesario contar con el respaldo del médico, así sea telefónicamente, automedicar puede ser muy peligroso. Por ejemplo, es muy común que las personas quieran darle cetaminofén a sus perros y gatos, pensando que es inofensivo, lo que no saben es que ellos no tienen la capacidad de metabolizar ese= medicamento pues les genera alteraciones hepáticas.

Siga leyendo: Un club para aprender y querer a los aussies

Foto: Shutterstock
Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co