Por 22 años persiguió las memorias del automóvil en Colombia

Por 22 años persiguió las memorias del automóvil en Colombia

Por 22 años persiguió las memorias del automóvil en Colombia

El mes pasado este vecino lanzó Historias del automóvil en Colombia, un libro que revela los detalles de la llegada de los carros al país.

Muchas personas saben que Carlos Coroliano Amador fue el primero en traer un carro a Colombia, un De Dion Bouton que llegó a Medellín en 1899. Que no funcionó también.

Se creía que del hecho no había registros. Durante 22 años Juan Guillermo buscó la foto del tan mencionado automotor. Pero como dicen por ahí, “al que le van a dar le guardan”, y a principio de 2018 el periodista José Clopatofsky se topó en España con Marta Amador, una familiar de Coroliano, y ella la tenía ahí, en blanco y negro. La tan anhelada imagen le dio cara a esa historia.

Juan Guillermo Correa es el autor del primer libro que revela detalles desconocidos de la historia del carro en Colombia. Él es administrador de empresas de la Universidad Eafit y miembro fundador del Museo del Transporte de Antioquia.

El culpable de esa goma por los autos clásicos y antiguos fue su papá, Guillermo Correa Correa. Con cada palabra lo impregnó de su fanatismo. Hasta que en 1994, cuando tenía cerca de 32 años, se compró un Chevrolet 56 Bel Air y arreglándolo descubrió lo que de ahí en adelante sería su pasión, pues detrás de cada máquina había una gran historia y un montón de personajes. El problema era que quienes se las sabían ya se estaban muriendo. Ahí surgió la ambiciosa idea de recopilar todas esas memorias en un libro.

Pero antes de empezar, Juan Guillermo quería saber qué había pasado con ese carro francés que llegó a la ciudad en 1899. Por suerte, el historiador Roberto Luis Jaramillo le dio una pista: “En un artículo muy pequeño. En mi primer Viaje a Nueva York, Enrique Echavarría lo menciona”. Para encontrarlo contrató a la doctora Gloria Angélica Morales, historiadora de la Universidad de Antioquia. Ella lo apoyó durante 16 años buscando información en cuanta biblioteca había.

Encontraron más de lo que esperaban. Juan Guillermo hizo las entrevistas pertinentes, de familia en familia habló con quienes habían tenido relación con el De Dion Bouton y completó la historia: “Davy Ochoa Restrepo, casado con una descendiente de Amador, asegura que en 1928 el carro estaba en la hacienda de esa familia y unos jovencitos lo usaban para bajar rodando por los potreros, por lo que doña Leopoldina, dueña de la hacienda, ordenó enterrarlo, por eso desapareció”.

Por fin la duda principal estaba resuelta, así que siguió averiguando sobre los primeros carros que pisaron las calles de otras ciudades. De a poco armó el rompecabezas que muestra los detalles de todo este proceso.

Luego de la investigación documental, Correa estructuró la obra y compiló la evolución y las peripecias de la historia del automóvil en el país (desde 1880 hasta 1970) en 2 tomos que recogen cerca de 126 historias y casi 1600 fotografías. Son 820 páginas de pura pasión.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Octubre 20, 2018

Categoría

El Poblado, Gente, Vecinos

Tags

automoviles, carros, el poblado, escritor, Historia, hombre, libro