Hansel crea universos infinitos en sus collages

Hansel crea universos infinitos en sus collages

Hansel crea universos infinitos en sus collages

Descubra quién es el vecino que ha publicado su trabajo artístico en revistas como Playbloy y Rolling Stone.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Diáspora de un corazón #collage #collageart #collageanalogico #collagehandmade

Una publicación compartida de Hansel Obando (@hanselobandocollage) el


En las anticuarias, las librerías y los San Alejos, Hansel siempre está pendiente de lo que nadie quiere comprar. En su casa tiene 80 kilos de libros, billetes viejos, estampillas, latas, fotografías y otro montón de cosas que no necesitan más que una pausa para expresar lo que quieren contar. Con eso crea infinidad de universos.

En los papeles, sus colores, su doblez y sus formas Hansel Obando descubrió una inspiración. Al principio, el collage le sirvió como terapia para contrarrestar la depresión. Vivía en Buenos Aires, Argentina, cuando el amor por una chica le jugó una mala pasada y se sumió en el dolor.

Este tolimense necesitaba sacar lo que tenía dentro del corazón y no era capaz de sacar. Las catarsis en sus trabajos de diseño gráfico no fueron suficientes, y el lápiz se convirtió en casi un enemigo.

Pero de pronto las mismas imágenes le hablaron… “Tenía un montón de revistas viejas de National Geographic que me daba mucha pena tirar, así que empecé a cortar y superponer las imágenes que me llamaban la atención. De un momento a otro, sin saber de qué técnica se trataba, hice una ilustración. Desde ese día no pude parar”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

El ballet de bachué #collage #handmadecollage #analogcollage

Una publicación compartida de Hansel Obando (@hanselobandocollage) el


En Argentina estudió el pregrado e hizo una especialización en Animación. Sin embargo, luego de una década de estar en el Cono Sur regresó a Colombia y se radicó en Bogotá, hasta que hace 2 años una amiga le “habló de Medellín y un barrio soñado en el que cualquier persona quisiera vivir“.

Llegó a Laureles y, de paso, a Café Cliché. Allá conoció a Caroline, una mesera francesa que le flechó el corazón. Decidió mudarse a la Ciudad de la Eterna Primavera para establecer una relación sentimental con esa mujer.

Por ahí derecho dejó atrás las agencias de publicidad, y Caroline lo motivó a dedicarse a lo que realmente lo apasionaba: el collage. Sin pensarlo, sus trabajos artísticos empezaron a ser más visibles en el medio.

Mandó su hoja de vida a un par de casas editoriales y revistas. El Colombiano fue la primera en darle la oportunidad de ilustrar. Detrás llegaron la Fania, Playboy, Rolling Stone y Universo Centro.

El valor agregado de esta clase de composiciones pictóricas, según Hansel, es el hecho de tener que destruir una imagen para rehacerla, dándole un nuevo significado para que cuente nueva historia. Eso sí, sin nunca dejar de escucharla.

“Voy por buen camino. Ahora, a mis 30 años de edad, me reencontré con lo que sin darme cuenta había soñado hacer desde pequeño. Hace poco visité a mi mamá y ella me mostró un montón de cosas que hacía cuando era niño, y me llevé una gran sorpresa al saber que una de mis técnicas favoritas en la escuela era el collage. Yo ni me acordaba”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Collage con billetes en el taller ❤️

Una publicación compartida de Hansel Obando (@hanselobandocollage) el


Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Marzo 6, 2019

Categoría

Creativos, Gente, Laureles

Tags

arte, cafe cliché, collage, laureles, Medellín, revistas