Gino lo escucha mientras se toman un café

Gino lo escucha mientras se toman un café

Gino lo escucha mientras se toman un café

Sin costo este psicólogo y teólogo hace terapia a quienes necesitan aliviar su estado de ánimo y darle un sentido a su vida. Conózcalo.

En una de las mesas más escondidas de Medellín Secret o Todo Fresa está Gino. Hace 18 años pasa las mañanas y las tardes en algún café. La mayoría de meseras del centro comercial Oviedo lo conocen; para ellas no es nada raro que en el día se vea con 5 o 7 personas diferentes, tampoco se sorprenden si de pronto esas personas lloran.

Jorge Rodríguez Sánchez, o Gino, como le dicen sus amigos, es un hombre felizmente casado y con 2 hijos, que decidió dedicar su vida a aliviar el estado de ánimo de quienes están pasando por una crisis. Él, teólogo y psicólogo especialista en Intervenciones Psicosociales, descubrió que su misión en el mundo era escuchar, pero sin cobrar un peso.

Comenzó conversando y orando con la gente. En sus fiestas de juventud nadie lo sacaba a bailar, todos querían sentársele al lado para desahogar sus penas. Y esos espacios encontró un talento, así que decidió estudiar Psicología. Empezó brindando terapias en un consultorio y obviamente para pagar la renta cobraba la consulta.

Sin embargo, entendió que sus pacientes estaban tan llenos de problemas (financieros, jurídicos y mentales), que ponerles una tarifa era una carga más. Incluso les llegó a dar dinero y ese acto le dio una sensación de satisfacción tan grande, que se convirtió en su sentido de vida.

Antes de tomar cartas en el asunto se desprendió de lo material. Habló con su esposa, le dijo que quería ser un hombre de servicio y que se soñaba haciendo esa misma labor terapéutica, pero gratis. Ella lo apoyó.

Durante ese proceso también se dio cuenta de que “la necesidad de la gente era encontrar un espacio que ofreciera vida, sin que dejara de continuar”. Entonces los cafés se convirtieron en su oficina. De lunes a viernes, entre 9:00 a. m. y 7:00 p. m., está sin falta.

Su tarea es silenciosa. Las personas que buscan su ayuda (por lo general profesionales, familias completas y jóvenes con adicciones, ansiedad o depresión) son recomendadas. Algún conocido le pide que atienda a quien está atravesando por una situación difícil.

La idea de Gino con su terapia “es hacer una mezcla o un apoyo en la dimensión espiritual de los seres humanos y en la dimensión mental, sin olvidar la corporal. Es decir, buscar el equilibrio para que las personas encuentren su sentido de vida”. Apoyándose siempre en la fe.

Lo primero que hace este vecino es citar al paciente, bien sea en su casa o en el centro comercial (todo depende del problema), durante el encuentro elabora un diagnóstico y luego empieza el tratamiento. Cuando ve los avances de la gente, él encuentra su propia razón de vivir.

Pero ser un “cuidador de seres humanos” no es una tarea que pueda hacer solo, por eso desea crear un proyecto de emprendimiento afectivo, en el que la economía sea el amor y el servicio. Su sueño es liderar una red de personas que esté en los lugares públicos para regalar un poco de tiempo a los demás, a esos que andan buscando desesperadamente quién los quiera escuchar.

*Nota publicada en la edición del 14/09/2018 de Gente El Poblado.
Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

 

Fecha

Febrero 27, 2019

Categoría

El Poblado, El Poblado, Gente, Vecinos

Tags

ayuda, café, centro comercial, el poblado, Medellín, oviedo, psicologo, teologo