Chepe es el jardinero de Laureles Estadio

Chepe es el jardinero de Laureles Estadio

Chepe es el jardinero de Laureles Estadio

Por amor al barrio y a la naturaleza, todos los días, de 5:30 a. m. a 8:30 a. m., este vecino se dedica a cuidar el entono.

Cuando José López, o Chepe, como todos lo conocen, ve un pedacito de tierra no piensa en otra cosa que sembrar un árbol. Si ve un jardín, las cosas no varían mucho: toma unas tijeras podadoras, un poco de abono y abundante amor.

Esa costumbre nació de sus viajes en bicicleta, cuando tenía 11 años de edad y lo único que se le ocurría en carretera era tomar frutos o semillas para plantarlos en los lugares de su barrio donde no había esas especies.

Hoy, décadas más tarde, Chepe camina a diario, de 5:30 a. m. a 8:30 a. m., para observar las decenas de árboles ornamentales y frutales que ha sembrado en Laureles y sus alrededores.

Palmas, groselleros, algarrobos, mameyes, guayabos, torombolos, clavellinos, entre otros arbustos, forman parte del gran jardín que tiene este hombre en los diferentes espacios públicos de la comuna 11. Eso sin contar las decenas de plantas que, sin importar quién las sembró, él cuida.

Chepe expresa que con el tiempo ha sentido que no necesita una finca para disfrutar de la naturaleza. Inclusive asegura que cada vez más valora lo que le regala su entorno.

“Con una semilla, que mide menos que la cabeza de un fósforo, y un poco de cariño se puede obtener sombra para miles de personas, flores, frutos, aromas, cantos, colores, animales, vida… Todo eso solo con sembrar una semillita“.

Pero la labor de ese jardinero no termina ahí. Según él, lo más importante es seguir pendiente de la planta. Por eso les brinda la atención y el tiempo necesarios, les quita las hojas viejas para darles paso a los nuevos retoños, está pendiente de las posibles enfermedades y se siente orgulloso cada vez que alguno de sus árboles da los primeros frutos.

Hace poco, en un lugar que en otrora hacía las veces de basurero, plantó un zapote carne. El árbol, que cuida sin descanso, está ubicado por la carrera 70, en frente del restaurante Mondongo’s. Sin embargo, Chepe no está solo en su oficio, ocasionalmente los vecinos salen a ayudarle con el mantenimiento de los jardines. De hecho, cuenta, muchas personas que pasan en los automóviles se bajan, lo felicitan y hasta le colaboran.

Por amor al barrio y a la naturaleza, este vecino dedica sus días y su tiempo a cuidar el entorno. Para él los árboles son una compañía, un mensaje de la naturaleza. Chepe los considera su familia, su razón de ser, porque debajo de un árbol, asegura, “se gestan las mejores canciones, las mejores ideas, las mejores personas”.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

 

Fecha

Marzo 4, 2019

Categoría

Gente, Laureles, Laureles, Vecinos

Tags

adultio, bolivariana, cuidador, laureles, Medellín, Medio ambiente, naturaleza, por amor al barrio, señor, vecino