Estos vecinos de El Poblado se animaron a mostrar los estilos de sus pesebres

Pesebres de los vecinos de El Poblado, Medellín

Estos vecinos de El Poblado se animaron a mostrar los estilos de sus pesebres

Para ellos, una terapia indicada para desconectarse un poco de lo que fue el 2020, año marcado por una pandemia, crisis económica y conflictos al interior de los hogares. Sin embargo, estos vecinos de El Poblado quisieron armar sus pesebres como muestra de agradecimiento por las enseñanzas, y, claro, una esperanza para el año que entra, del que todos esperamos sea de pleno bienestar para la sociedad. Cada uno de ellos nos abrió las puertas de sus casas para mostrarnos los diferentes estilos de pesebres que instalaron en sus hogares y hablarnos así del significado que tienen para estas familias.

Fotos: cortesía de los vecinos

Para Elena Jaramillo, vecina de en la transversal Inferior, el hecho de armar su pesebre “es una forma de honrar al hijo de Dios y agradecerle por todas las bendiciones recibidas. Este pesebre me lo hizo mi hermana Anita hace unos 10 años, hecho en madera y con la técnica de puntillismo”. ¿Y qué diremos de Agatha? su consentida gatica pasa por encima del pesebre y no tumba ninguna figura.

Lea además: FOTOS: Los 10 mejores pesebres de la exposición del Museo El Castillo

Agatha.

Hermanas Castaño.

La comunidad de La Chacona se animó a realizar su pesebre al aire libre como una medida de protección y bioseguridad. Las hermanas Margarita y Olga Castaño fueron las principales vecinas que ayudaron a la construcción de este pesebre, admirados por los demás residentes de este sector de El Poblado.

Le recomendamos: La tradición que revive en los pesebres de Envigado

Pesebre de la familia Valencia.

Ruth Helena Valencia y su familia nos muestra su pesebre, el mismo que tienen hace 45 años, tiempo que lleva de casada esta vecina de la calle 10. “Me parecen muy lindos los pesebres modernos, pero lo prefiero tradicional, así los niños pueden disfrutar más de las figuras de los animales, las granjas, pastores, rebaños, etc”.

María José González, del barrio Manila, asegura que “en estos momentos de pandemia es muy importante tener algo que nos disipe y nos dé esperanza. El pesebre es una tradición de padres y abuelos que debemos conservar”.

Lea además: ¿Fila sin control para ver los alumbrados en Parques del Río?

Pesebre de la familia Echavarría Mesa.

María Cristina Mesa, vecina en el parque Lleras, se siente muy halagada de que el periódico Gente le publique su pesebre. “Infaltable el pesebre en mi casa. Me pongo muy contenta cuando lo puedo mostrar y compartir con familia”.

Ruby Patricia Cardona y su esposo Ángel Ramírez (foto) nos presentan su pesebre en movimiento. “Lo armamos cada año, pero con motivo de la pandemia solo hicimos la escena del nacimiento. Mi familia es muy grande y no se permiten aglomeraciones en caso de que quieran venir a ver el pesebre”, asegura esta vecina de El Poblado.

Le puede interesar: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Dora Quintero, vecina de La Chacona, nos dice que su pesebre lo realizó ella misma a mano. “Está hecho con cartón paja de colores y papel. Aprendí a hacerlo en el Centro Cultural de Moravia y hoy ya lo tengo listo”.

Mariela Ramírez vive por el centro comercial Vizcaya y nos habla con mucho amor de su pesebre, blanco e iluminado como a ella le gusta. Asegura que dudó en hacerlo, pero que gracias nuestro periódico se animó a realizar este pesebre. “No nos podemos apagar y menos en este año tan duro”.

Lea también: Si amas a El Poblado únete a este grupo de Facebook

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co