Amparo le enseña a los niños a meditar

Amparo le enseña a los niños a meditar

Amparo le enseña a los niños a meditar

La educación espiritual desde la niñez promete adultos tranquilos y positivos. Es por eso que Amparo Arias de Valencia, de Brahma Kumaris, da algunos consejos a los padres.

Si desde niña Amparo Arias de Valencia se hubiera topado con el raja yoga, la historia de su vida en Medellín hubiera sido diferente. Más positiva y empoderada. Por suerte, hace 22 años encontró a Brahma Kumaris, un movimiento espiritual mundial dedicado a la transformación personal y a la renovación del mundo.

Allí aprendió a usar los pensamientos para despertar las virtudes naturales del alma, redefinir sus relaciones con la naturaleza y proporcionar herramientas para conseguir un estado de paz. Precisamente eso es lo que ella desea enseñarles a los más pequeños.

La meditación, dice, ayuda a sanar el alma. “Mediante el estudio del raja yoga nos volvemos autosoberanos de nuestra personalidad, tenemos poder y somos amos de nuestras acciones y nuestra mente para procesar pensamientos positivos, sentimientos benevolentes y buenos deseos”.

Lea también: Paula le enseña a mantener la calma en época de coronavirus

De acuerdo con esta vecina, que es la coordinadora de Brahma Kumaris en Antioquia, es fundamental que los niños comiencen a practicar la meditación desde temprana edad.

Acompañar la educación de sus talentos e intereses con una formación espiritual fundamentada en la paz, la tolerancia, la felicidad y el amor, libre de negativismos, garantiza un adulto profesional exitoso y con acciones constructivas para sí mismo y para la sociedad.

La meditación raja yoga no tiene rituales o mantras y puede practicarse en cualquier lugar. De hecho se hace con los ojos abiertos, lo que la convierte en una técnica versátil y sencilla. Tiene 3 elementos esenciales: silencio, reflexión y concentración.

Lea además: Ahora los niños pueden diseñar sus juguetes

“Cuando les enseñamos a los niños a vivir su silencio les entregamos una oportunidad para que fabriquen su propio disfrute, hablen consigo mismos, se digan cómo se sienten, entiendan sus estados de ánimo y eduquen sus pensamientos para que siempre sean elevados. Así su mente siempre va a tener un contenido que lo lleve a concentrar se en el cumplimiento de un objetivo, por ejemplo, ser el mejor jugador de fútbol o ganar todas las materias”.

El aprendizaje de la metodología debe contar con el apoyo de los padres, aproveche la cuarentena por el nuevo coronavirus y siga estos 3 pasos:

Conectarse con el aire

via GIPHY

Según explica Amparo, es importante aprender a respirar de una manera consciente, para que el cuerpo sea potente y sano. Además, ayuda a que el niño se sienta transparente, liviano y libre de cargas, ya que entiende cómo conectarse con lo que significa el aire. Esto también lo relaja.

Para hacerlo hay que conectarse con la liviandad interna, para luego tomar lenta mente, a través de la nariz, esa misma liviandad del aire. Se llevan los pulmones siendo consciente de que los está nutriendo¨.

Asimismo, indicada que ¨después de manera suave, pero poderosa, se transporta hasta el vientre. Ahí se retiene por unos segundos para que el cuerpo se fortalezca. Se exhala por la nariz lo que se desea aportarle al mundo, transformando, por ejemplo, la tristeza en alegría”.

Consciencia del estado del cuerpo

via GIPHY

Poner en práctica la respiración, por lo menos durante 3 minutos diarios, lleva al cuerpo a la relación. Lo libera de tensiones y emociones para que cada órgano esté tranquilo.

Esto es autoconocimiento. “El niño llega a ser tan inteligente espiritualmente, que él mismo va a detectar si está aburrido, deprimido o preocupado”.

Momento de meditación

via GIPHY

Cuando el pequeño reflexiona y es capaz de palpar sus emociones, tocar sus pensamientos y analizar sus decisiones comienza la meditación, es decir, la sanación del alma.

“Empieza a disfrutar de su propia paz, tranquilidad y ternura. Como lo disfruta tanto, lo multiplica en cada acción. Es un empoderamiento personal que le da el poder para elegir visualizar cosas buenas y dejar a un lado las inútiles. Así vivirá en armonía”.

Le puede interesar: Mónica puso a cantar a los niños de Castilla


*Esta nota fue publicada originalmente en la edición impresa del Periódico Gente del 06/04/18.
Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co