Esta pareja de esposos son los guardianes del parque de La Matea

Esta pareja de esposos son los guardianes del parque de La Matea

Rafael Escobar y su esposa Raquel Lobo son los vecinos de encargados de cuidar los jardines del parque de La Matea, y a pesar de que por cuestiones económicas tuvieron que mudarse del barrio, cada domingo visitan el parque y le dan un retoque a sus plantas, pues manifiestan que las maticas de este lugar hacen parte de su vida y son consideradas como sus propios hijos.

No hay un solo domingo en que esta pareja de esposos no visiten el parque de La Matea para realizar labores de siembra, recoger basuras, regar los jardines cuando están en verano y mirar el estado de cada una de las planticas.

Pues a estas personas que fueron vecinos de las Acacias, barrio de la comuna 11 de Medellín, durante más de 6 años, se les quedó un cariño especial por esta zona verde, ya que siempre estuvieron al pie del cañón para proteger los árboles y jardines del lugar. Y a pesar de que ya viven en otra parte todavía son los encargados de cuidar los jardines de La Matea.

De interés para usted: Vecinos de Laureles piden mantenimiento de los jardines de la avenida 33

“Tuvimos que mudarnos por cuestiones económicas, ya que nos subieron el arriendo y era imposible pagarlo. Ahora vivimos a 25 cuadras del parque, en el barrio Santa Mónica pero cada fin de semana hacemos una caminata hasta el parque para revisar el estado en que se encuentran las maticas y si hay que hacer labores de poda, siembra o arreglos en el cierre de las jardineras”, explicó Rafael escobar.

Su esposa que es proveniente de Aguachica, Cesar, aprendió las labores de jardinería en su tierra natal y ha sido una amante del cultivo y la protección de las plantas. Le gusta ver los jardines florecidos y sin basuras.

Le sugerimos: Si te encanta vivir en Laureles únete a este grupo de Facebook

“Realmente la apasionada por la jardinería es ella pero yo siempre acompaño para ayudarla. No recibimos ningún dinero por esto, ya que es algo que hacemos de corazón y aunque ya no vivamos en el barrio, durante mucho tiempo mantuvimos en buen estado estos jardines, entonces por el cariño que le tenemos lo seguimos cuidando“, dijo el vecino.

Sin embargó, contó Escobar que hace falta más ayuda de la comunidad para que se apersonen de sus parques y sus plazas públicas. “La única vecina que nos ayuda es Stella Marín, de resto nadie más nos da una manito. Y aunque no lo hagan la ayuda más grande es que no se las roben, evitar que las mascotas que visiten el parque las dañen y no arrojarles basuras”.

Estos vecinos han sembrado varias especies de plantas como rosas y pencas de sábila que consiguen ellos de su propio recurso. “Es muy casual porque a veces nos regalan piecitos y otras son de algún vivero”, concluyó el vecino.

Lea además: Vecinos de Conquistadores crean pacas digestoras para sembrar jardines

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co
Fotos: Jaime Pérez y cortesía

(Visited 109 times, 1 visits today)