¿Qué actividades están permitidas en las unidades residenciales?

Uso de piscinas, gimnasios y zonas comunes en las unidades residenciales de Medellín

¿Qué actividades están permitidas en las unidades residenciales?

Habitantes de unidades residenciales del occidente de Medellín no se explican por qué algunos de los espacios de su copropiedad continúan cerrados pese a que ya pueden ser abiertos con protocolos.

Algunos vecinos que viven en unidades residenciales no se explican que espacios para el disfrute de las personas permanezcan cerrados, mientras que se realizan otras actividades cumpliendo en la mayoría de casos con medidas de aforo y desinfección.

Adriana Muñoz, vecina de una unidad residencial en La Mota, explicó que “la piscina sigue cerrada, pero hemos visto que el gimnasio ya está abierto. Cuando le preguntamos a la administración sobre la reapertura del resto de los espacios, simplemente dijeron que no estaban autorizados por parte de la Alcaldía y que se irían abriendo con el tiempo”.

Sin embargo, serán casi 10 meses desde el cierre de la piscina y el salón social y los vecinos ya comienzan a extrañar estas actividades.

Lea además: Si te encanta vivir en Belén únete a este grupo de Facebook

“Ha transcurrido el tiempo y se han adaptado algunos protocolos utilizar estos espacios sin que hayan contagios, hay otras unidades de la ciudad que ya tienen estos lugares abiertos, entonces hay una confusión sobre si está permitido o sigue la prohibición. Además los vecinos continuamos pagando la cuota de administración que incluye el mantenimiento de estos espacios, entonces si está permitido por el gobierno, no veo la razón que esté cerrado”, comentó la vecina.

Ante esta situación, Hugo Camacho, administrador de urbanizaciones San Miguel y Villa Verde, comentó que “hay que estar muy pendientes de la normativa expuesta por la Alcaldía, es decir, fueron autorizando las piscinas y los gimnasios, con su debido aforo limitado y cumpliendo las normas de desinfección y protección”.

Los vecinos que quieran utilizar estos espacios deberán inscribirse con anterioridad para llevar un registro. “Nosotros tenemos personal pendiente de la entrada y el funcionamiento de estas zonas. Lo único que continúa cerrado son los salones sociales y las placas deportivas”, comentó el administrador.

De interés para usted: Si te encanta vivir en Belén únete a este grupo de Facebook

Libre albedrío 

Desde el Comité Cívico de la Loma de los Bernal explicaron que cada copropiedad tiene libertad para tomar la decisión de abrir o no los espacios de esparcimiento.

Mónica Noriega, directora de esta entidad, comentó que “no es nuestra potestad hacer que las unidades abran estos lugares. Todo va en función de los recursos con que cada conjunto cuente para poner en funcionamiento los espacios. Sin embargo, cada administración debe implementar unos protocolos que a veces no son fáciles de asumir por cuestión de presupuesto o por falta de personal”.

Desde el Comité Cívico realizaron una capacitación sobre cómo realizar los protocolos en las zonas comunes y consiguieron un proveedor para comprar equipos de desinfección, tapabocas, entre otros elementos.

Lea también: Así debe proceder la policía al hacer un comparendo dentro de una unidad

No hay prohibición

Alfonso Álvarez López, director ejecutivo de Asurbe, comentó que legalmente no hay ninguna prohibición para utilizar las zonas comunes de las copropiedades. “Todo se reduce al cuidado inteligente de las personas. En ese sentido cada copropiedad debe crear sus protocolos con base en su población, su grado de vulnerabilidad y si se han presentado o no contagios”.

Las asambleas también pueden realizarse con poco aforo presencial o en su defecto mediante jornadas virtuales. Aquellos vecinos que no estén de acuerdo con alguna decisión tomada por el consejo y la administración pueden usar un conducto regular, es decir, “se comienza por una solicitud de aquellos vecinos que no están de acuerdo con la decisión y se envía al consejo de administración para que revisen el caso. En un caso extremo, un grupo de propietarios pueda convocar a asamblea, con el fin de definir el uso de las zonas comunes”, comentó Álvarez.

Sugerimos leer: Unidad en Los Bernal, ejemplo de buenas prácticas ambientales

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co