Padres de familia no quieren que sus hijos regresen a los colegios privados

Padres de familia no quieren que sus hijos regresen a los colegios privados

Padres de familia no quieren que sus hijos regresen a los colegios privados

Tras el anuncio de la Secretaría de Educación de Medellín de suspender las clases presenciales en los colegios oficiales para el resto del año, a las instituciones privadas les toca decidir si los estudiantes regresarán a los salones. Gente conversó con varios rectores y padres de familia de algunos colegios del occidente de Medellín para conocer sus opiniones.

Colegio San Juan Bosco, ubicado en la calle 28 con la carrera 73.

Desconcierto y preocupación son los sentimientos que invaden a algunos padres de familia, quienes manifiestan sentir temor de enviar a sus hijos de regreso a las aulas y que estén expuestos a algún contagio por coronavirus.

Según Gloria Moreno, madre de una estudiante del Colegio El Corazonista, “las clases virtuales han funcionado muy bien. Incluso mi hija que está en noveno grado dice que a veces los profesores se pasan con las tareas y trabajos que le ponen. No quiero que regrese al colegio hasta que encuentren una vacuna para la enfermedad y termine la pandemia”.

Y aunque en algunas instituciones educativas ya se ha aprobado el protocolo de bioseguridad para que varios empleados de la parte administrativa puedan trabajar en la sede, aún analizan las posibilidades sobre el regreso de los estudiantes al colegio para lo que queda del 2020.

Lea además: Estudiantes del Marymount se graduaron desde sus casas de manera virtual

La hermana Gloria Elena Echeverry, rectora del Colegio San Juan Bosco, aseguró que “realizamos una encuesta a los padres de familia consultando su opinión sobre el regreso al colegio de sus hijos. El resultado fue que el 85% de ellos no quieren que vuelvan hasta por el resto del año”.

La rectora aseguró que ya implementaron un protocolo de bioseguridad para los empleados que trabajan en la parte administrativa y de servicios generales. “La idea es que estas acciones de autocuidado y desinfección se conviertan en un hábito”.

Por su parte aseguró que “este año no será posible el ingreso al colegio a no ser que apliquemos un protocolo especial con los grados superiores, en los últimos meses del año”, manifestó Echeverry.

Para el caso del Colegio de la UPB, Omar Peña, rector de la institución, manifestó que “próximamente comunicaremos la determinación que se tome al respecto. Para ello, tendrá muy en cuenta las decisiones acordadas con Conaced y la Fundación de colegios Arquidiocesanos. La decisión estará enmarcada en la protección de la vida y la salud de empleados y estudiantes”.

Así sería la implementación de los protocolos de bioseguridad en el colegio de UPB.

De interés para usted: ¿Qué pasó con el traslado del colegio Palermo de San José?

Cada institución tiene la potestad para decidir si sus estudiantes regresan a las clases bajo la modalidad presencial con algunas condiciones o por el contrario continuar con las actividades virtuales.

La mayoría de ellas se encuentran en estudios previos o realizan encuestas, con el fin de tener la posición de las directivas, empleados y padres de familia pertenecientes a los colegios.

Alexandra Agudelo Ruiz, secretaria de Educación de Medellín, recalcó que “los estudiantes que vuelvan a estudiar presencialmente, deben hacerlo bajo el modelo de alternancia propuesto por el Gobierno Nacional”, es decir, acudirán a clases semana de por medio y no todos los grupos a la vez.

Lea también: ¿Cuáles son los mejores colegios de Antioquia por materia?

Hasta el momento los colegios UPB, San Juan Bosco, Santa Clara de Asís, San Ignacio de Loyola y El Corazonista no han regresado a clases de manera presencial y continúan con las actividades desde las casas.

Funcionan las clases virtuales

Según Alberto García, rector de El Corazonista, “los estudiantes se han enfrentado a este reto digital con esfuerzo y empeño, mientras que los padres de familia se han tenido que transformar en maestros auxiliares porque muchas actividades académicas dejan de serlo para convertirse en familiares”.

Semillero de hip hop y danza urbana del Colegio San Ignacio de Loyola. Foto: cortesía.

Por su parte, Juan Camilo Torres, padre de familia de 2 estudiantes del Colegio San Ignacio de Loyola, explicó que “los niños son muy curiosos y aunque extrañan ver a sus compañeros de clase y jugar con ellos, han disfrutado estas clases virtuales. Los profesores tratan de hacer actividades muy lúdicas para enseñar sobre algún baile o deporte”.

Le sugerimos:Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Laureles

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co