Nuria celebra el cuerpo, el glamour y la comodidad

Nuria celebra el cuerpo, el glamour y la comodidad

Nuria celebra el cuerpo, el glamour y la comodidad

Esta diseñadora hace los vestidos de novia a mano, sin utilizar máquina. Conozca su historia.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Nuria Canellas (@nuriacanellas) on


A kilómetros, Nuria Cañellas es capaz de reconocer uno de sus vestidos. Y cómo no, si sus características son inconfundibles: no fueron armados a máquina, tienen una sucesión de materiales unidos con croché, no hay cremalleras por ningún lado y cada detalle es hecho con sus manos para que luzca sofisticado, pero cómodo.

Esta vecina de sangre catalana, nacida en Colombia y criada en la península ibérica, no sabe exactamente cuándo hizo su primera puntada. Solo se recuerda en los inviernos españoles, sentada al lado de la estufa junto a su madre, haciendo toda suerte de tejidos.

Lea además: Los bizcochos de novia más famosos de Medellín

Pero a ella nadie le enseñó. A diario, dice, observaba los bordados que hacía su mamá para luego replicarlos en los vestidos de sus muñecas. Ya después, en la adolescencia, lo hizo en los suyos.

Nuria creció entre los trapos, los hilos y la ropa de bebé que sus padres confeccionaban en casa. “¡Claro, de ahí viene mi preocupación por el confort!”. Estudió Diseño Gráfico en la UPB y se fue a recorrer el mundo. Durante 10 años trabajó en Caribú, una fábrica de jeans, eso sí, nunca dejó de hacer el vestuario de sus amigos.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Nuria Canellas (@nuriacanellas) on


En el 2000, luego de hacer compras, organizar ferias internacionales y explorar todos los ámbitos del diseño, regresó a Colombia y creó con su propia marca: Rojo.

“Yo venía de ser muy viajera y me inquieté por los vestidos de fiesta que cupieran en una mochila. De esos que ni siquiera hay que planchar y se pueden colgar hasta en una ducha, pero aun así son glamourosos y cómodos. Una segunda piel que celebra el cuerpo de una forma fluida”.

Le sugerimos: Difunde el mensaje del amor a través de la hipnosis

Su inspiración se centra en lo multicultural y, como cada pieza es elaborada a mano, ninguna es igual a la otra. Ella misma corta, teje, borda y selecciona los materiales. Además, no desperdicia ningún retazo, con ellos hace vestidos para bebé o accesorios.

“La idea es que mi trabajo y mis trajes, fuera de confortables y elegantes, sean sostenibles, por eso no son pronta moda, los puedes usar ahora o dentro de 20 años y siempre vas a verte bien”.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Nuria Canellas (@nuriacanellas) on


Ese proyecto lo comenzó con un grupo de colegas en un local ubicado en el Parque Lleras. Sin embargo, luego de que en mayo de 2001 explotara un carro bomba, se desanimaron. “Les propuse que nos desplazáramos para Vía Primavera y algunos no continuaron, pero desde entonces estoy aquí, cuando todavía la zona era residencial”.

Como el lenguaje constructivo de Nuria tiene tanto trabajo a mano y encajes, sus mismas clientes fueron las que le pidieron que diseñara vestidos de novia, bautizo y primera comunión.

“Empecé hace 12 años y por el voz a voz empezaron a llegar más clientes. Con las novias hay un proceso de cocreación muy interesante. Yo no impongo mi diseño. Primero conozco sus gustos, sus historias, su personalidad. Yo celebro el cuerpo con la indumentaria, no me gusta que la mujer esté atrapada en un traje que no la deja ni respirar. Cada novia tiene su sueño, y lo que hago es acompañarla a que lo realice con alegría, glamour y comodidad”.

Siga leyendo: El amor se encomienda con El Cartero

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Nuria Canellas (@nuriacanellas) on


Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Febrero 15, 2020

Categoría

Creativos, El Poblado, Gente

Tags

amor, boda, catalana, cataluña, celebracion, comodidad, croché, cuerpo, diseñadora, el poblado, encaje, españa, española, glamour, Historia, maquina de coser, matrimonio, Medellín, Nuria, Nuria Cañellas, rito, ropa, tienda, vestido, vestido de boda, vestidos, via primavera