Profesora de UPB creó un reemplazo para los implantes de fracturas

Nuevos implantes para fracturas hechos en Medellín

Profesora de UPB creó un reemplazo para los implantes de fracturas

Un grupo de investigadores, entre ellos Gloria Patricia Fernández, profesora de la UPB, desarrollaron unas espumas de magnesio para reemplazar los implantes de óseo tradicionales que se usan en el sector salud para ayudar a regeneran los huesos fracturados.

Gloria Patricia Fernández, docente investigadora de la UPB; Viviana Marcela Posada y Juan Fernando Ramírez, investigadores de la Universidad Nacional, son quienes componen esta innovación que cambiaría la forma de hacer los implantes óseos.

Este grupo de investigadores de varias universidades de Medellín trabajó en este proyecto desde 2012 para crear un material con características físicas, químicas, mecánicas y biológicas idóneas para el remplazo de los implantes de uso común en los procedimientos para la regeneración ósea.

Gloria Patricia Fernández, investigadora y docente de ingeniería industrial en la UPB, comentó que “desde 2001 hago parte del grupo de investigación de nuevos materiales e identificamos que los implantes que se utilizan para corregir las fracturas son elaborados con materiales como titanio, acero inoxidable y cobalto-cromo, metales que no son absorbibles por el organismo“.

Lea además: Si te encanta Laureles únete a este grupo de Facebook

Por tal motivo estas espumas deben retirarse una vez culmine el proceso de reparación. “Además del riesgo que significa para un paciente una intervención quirúrgica y las potenciales nuevas fracturas durante el proceso, con una segunda cirugía para retirar estos elementos se generan más residuos y aumentan los costos para el sistema de salud“, añadió la experta.

Por esta razón, los investigadores vieron una oportunidad con las espumas de magnesio para reemplazar estos metales tradicionales. “Estas nuevas espumas son implantes porosos que son bioabsorbibles, esto quiere decir que loselementos que las componen pueden ser metabolizados por el cuerpo sin riesgos para la salud“, explicó Fernández.

Los huesos del cuerpo se componen de zinc y de pequeños porcentajes de magnesio. Por esta razón, estas nuevas espumas contribuyen a la restauración del hueso fracturado. Además, lo que trataron de hacer los investigadores es que la superficie porosa de la espuma, se adapte a la porosidad del hueso.

De interés para usted: Reciba gratis en Whatsapp las últimas noticias de Laureles

Según la investigadora, “entre 1900 y 1948 se hicieron varios inventos de implantes ortopédicos con diferentes aleaciones de magnesio, no en forma de espuma, sino más sólido. Para esa época no teníamos el desarrollo o el conocimiento de la actualidad para aprovecharlo mejor”.

Actualmente este grupo trabaja en controlar la velocidad de degradación del magnesio con el fin de evitar inflamaciones o rechazos al 0 % cuando estos implantes se incorporen al hueso fracturado. Así comenzarían las pruebas de las espumas de magnesio en pacientes humanos.

Finalmente, Gloria Patricia Fernández comentó que “venimos en conversaciones con personas que comercializan implantes biomédicos muy interesadas en participar de este proyecto y formar una alianza con el sector médico”.

Lea además: Estudiante de UPB y su padre crearon tapabocas ecológicos

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co