Después de 100 años, la iglesia de El Poblado tiene nuevo techo

Después de 100 años, la iglesia de El Poblado tiene nuevo techo

Después de 100 años, la iglesia de El Poblado tiene nuevo techo

Como una necesidad del cuidado patrimonial, la parroquia San José de El Poblado (Medellín) comenzó sus primeras reformas.

Las escaleras en forma de caracol son como un pasadizo que nos lleva a un viaje en el tiempo, unos 400 años atrás, cuando fueron puestas las primeras piedras de San Lorenzo de Aburrá, hoy conocido como El Poblado.

No había otra opción a la de cuidar nuestro andar y no dar el paso en falso en algún viejo escalón de la parroquia San José, un templo que actualmente estrena su techo, remodelado 100 años después de su construcción. Desde la torre de la iglesia se puede ver dicha cubierta en forma de cruz, presentando este espacio como un patrimonio de ciudad.

La consentida…
Antes de llegar al antiguo campanario, cada nivel nos mostraba un pedacito de la historia de esta parroquia, cuyo centenario de existencia la hacen una de las más consentidas de Medellín. En uno de los primeros niveles, como si solo quedaran sus recuerdos, reposan los restos del viejo órgano, el mismo que algún día se hacía sentir con majestuosidad en cada eucaristía.

Subir de nivel en esta espiral era como aterrizar a una bóveda de relatos, como si estuviéramos superando pruebas de conocimiento para llegar a nuestro objetivo principal. La torre y su campanario nos esperaban para abrir las ventanas y divisar con placer la capital antioqueña, no sin antes apreciar la gran cruz que forma el hoy reformado techo.

Lea además: ¿Valió la pena la inversión en el parque de El Poblado?

Los habitantes de El Poblado quieren mucho a esta parroquia porque en este lugar han celebrado sus matrimonios, bautismos, confirmaciones, exequias, sacramentos y demás. Desde ese punto de vista tiene un valor afectivo muy grande”, expresa Francisco Eduardo Toro, párroco de la iglesia San José.

Como una película de Ciudad Gótica, las viejas campanas esperaban la orden del sacristán para retumbar en su melodía, anunciando así la respectiva eucaristía de la tarde. Hernán Pérez Viana, quien trabaja como sacristán en la parroquia San José, de El Poblado, hace 8 años, aún no pierde el asombro hacia esta estructura que cada día relata una historia diferente.

“En este momento también se está realizando un proceso de cala, que consiste en determinar cuáles eran los colores y las formas originales de la parroquia. Durante todos estos años se le han hecho muchas reformas que han hecho que se pierda parte del patrimonio”, asegura Hernán.

Ya en la torre, como si hubiéramos llegado a la cima de una alta montaña, nos posamos en el pequeño balcón en forma de cuadrilátero… apenas si podíamos dar algunos pasos, desafiando así nuestros propios miedos. No importaba nada. De frente, el sur de Medellín, una ciudad que no puede pasar desapercibida ante nuestros ojos.

Le sugerimos: “Llevo 37 años conviviendo con los muertos de El Poblado”

Un poco más abajo y presumiendo de su forma, el nuevo techo de la parroquia saludaba a estos chismosos que en dichas líneas pueden contar su experiencia. “Esto es motivo de orgullo para todos los fieles porque se está cuidando el patrimonio y un templo que ha sido tan importante para la ciudad y los residentes de este sector”, así lo expresa Stella María Bayer, una de las habitantes del barrio más fieles de esta parroquia.

Doblan las campanas, hora de bajar de la torre. La espiral nos devuelve al tiempo presente y regresamos a nuestra realidad. A la salida, el bullicio de la avenida El Poblado… y cientos de historias más.

Siga leyendo: Conozca el horario de las misas en El Poblado

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

(Visited 211 times, 1 visits today)