Las Mellas trajeron alegría al voleibol envigadeño

Las Mellas trajeron alegría al voleibol envigadeño

Las Mellas trajeron alegría al voleibol envigadeño

Sofía e Isabella Hernández Estrada representaron al Índer Envigado en el Festival de Festivales. Su pasión es el canto y el voleibol. ¡Conózcalas!

Son espontáneas y divertidas. En la cancha les dicen Mellas y, aunque a simple vista lucen idénticas, sus compañeras ya se han ideado formas de distinguirlas: por la personalidad, el cabello, el contorno del rostro o, más simple aún, por el número de la camiseta.

Isabella y Sofía Hernández Estrada tienen 10 años y desde los 8 practican voleibol. Ana Cristina, su madre, cuenta que desde los 3 años las inscribieron a natación porque ella y su esposo vieron la necesidad de que pudieran disfrutar del agua cuando salían a pasear.

Después pasaron por ballet, gimnasia y, finalmente, cuando vieron jugar a su prima Juanita Hernández en el equipo de Sabavoley, se decidieron a practicar voleibol. Lo que más llamó la atención de Sofía “fue el manejo del balón, cómo le pegaban y cómo atacaban”; a Isabella la engancharon también las celebraciones y el juego en equipo, por eso hoy se enorgullece al decir que es la que empieza las barras para que todas se alegren.

Las mellizas consideran que el club del Índer Envigado “se ha conformado en el amor y en la seriedad”. Además destacan la serenidad, una característica que demuestra en cada partido el entrenador Jorge Enrique Torres Escobar, conocido como Kike, a quien no se le ve gritando en el campo de juego sino haciendo señas sutiles con sus manos que funcionan como claves para sus jugadoras.

Lea además: Envigado, bicampeón en el Babybaloncesto

Este año las hermanas compitieron en el Festival de Festivales, que celebró la edición 14 del Babyvoleibol. Participaron en la categoría benjamín y apoyaron la mini, que se ubicó en el 4.° de puesto, detrás del Club Tigres, Escumer y Sabavolley, que alcanzaron el tercer, segundo y primer puesto respectivamente.

El técnico Enrique Torres comentó que durante todo el año pasado se prepararon para afrontar esta competencia. También señaló que en la categoría mini el equipo lleva 3 años junto y “ha tenido grandes participaciones a nivel local y nacional”. Para él, la fortaleza es “sin dudarlo la disciplina. Son jugadoras que creen en el proceso que se está llevando”.

Ana Cristina Estrada señala que ese compromiso también va de parte de los padres, quienes apoyan estas prácticas deportivas económicamente y acompañan a sus hijos en los entrenamientos y partidos. Por eso en las gradas del Babyvoleibol, y en otras competencias, se vivió un ambiente de camaradería, incluso con los padres de los deportistas que llegaron desde el Valle, Salento y Urabá.

Le sugerimos: Deportistas de Envigado ganaron 45 medallas en los Juegos Nacionales

En el caso de las mellizas el deporte también se lleva en la sangre. Su madre practicó natación, aeróbicos y sóftbol y el padre ha estado vinculado al fútbol y trabaja como técnico en el Índer de Envigado. “Lo más importante es que con el deporte cuiden sus cuerpos, su mente y que estén rodeadas de buenas amistades para que eso las lleve a ser excelentes personas”, comentó Ana Cristina.

El sueño de las hermanas es llegar a ser profesionales y aún mantienen la admiración por su prima Juanita, que en esta edición del Babyvoleibol fue la jugadora destacada de la categoría mini.

La mamá de Isabella y Sofía destaca que Envigado es un municipio en el que hay cultura de deporte, por eso espera que se sigan encaminando a los jóvenes y que se les haga mantenimiento a los escenarios.

Siga leyendo: Club Nómadas, de Envigado, ganó oro en centroamericanos de orientación

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co