A los 11 años es repostera y emprendedora

A los 11 años es repostera y emprendedora

A finales del año pasado, mariana puerta creó una tienda virtual de chocolates, macarons, brownies, alfajores y galletas. Conozca la historia de esta vecina.

Además: Recibe gratis el periódico Gente en tu casa

“Yo en este negocio hago de todo: Organizo, limpio, monto las fotos, contesto los mensajes, empaco los productos, los despacho, respondo por los retrasos, manejo la plata, voy al banco al banco, firmo y cocino. Mejor dicho, desde que tengo la repostería yo me siento importante, me siento famosa”.

Eso sí, siempre acompañada de Cristina. No vaya ser que se queme o pedido quede mal presentado.

“Mi mamá me pone cuidado y me apoya con las fotos, organiza el set y las toma, ya luego yo las edito en mi celular. Lo mismo con los videos”.

Información: ¿El precio equivale a calidad? Aprenda a elegir un buen vino

Desde muy pequeña, Mariana Puerta se interesó por la cocina. “A ella le encanta meterse, ayudar a las abuelas y hacer recetas. Además se le facilita”, cuenta Cristina.

De hecho, el año pasado aprovecharon el encierro para cocinar en familia. Con lo que le enseñó su mamá, algunos tutoriales y un curso en Comfama la niña perfeccionó la técnica y a principios de noviembre abrió Marianamanía Repostería.

“Quería aprovechar el tiempo libre y tener mi propia plata, entonces pensé en lo que me gustaba y dije : “¡Lo tengo que intentar!”, y eso hice”.

También: Juliana Álvarez, la repostera de reposteras

Apenas abrió Instagram, sus papás le ayudaron a promocionar el negocio entre parientes y conocidos.

“Todo inició por diversión, pero empezaron a llegar un montón de clientes y pedidos”.

Este proceso, dice Mariana, ha sido de ensayo y error: primero intenta las recetas, luego las perfecciona y por último le da a probar a su familia para que den el visto bueno.

“Todo lo que hago es muy rico, pero los brownies me quedan deliciosos”. La plata de las ventas la usa para darse gusto, viajar, comprar moldes (ya tiene una colección) y ahorrar, pues su sueño es parecido al de las demás reposteras, tener una batidora Kitchenaid para continuar haciendo magia.

Importante: Claudia y María hacen galletas “imposibles de comer”

Foto Julio César Herrera
Texto Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

(Visited 30 times, 1 visits today)