Nace la Ópera Metropolitana de Medellín

Nace la Ópera Metropolitana de Medellín

Nace la Ópera Metropolitana de Medellín

La compañía, conformada en su totalidad por músicos, cantantes y dramaturgos locales, quiere hacerse a un lugar permanente en la agenda cultural de Medellín.

Con una gala lírica en el Teatro Pablo Tobón Uribe, en la que más de 130 músicos y cantantes interpretaron piezas de Mozart, Donizetti, Verdi, Bizet, Mascagni y Delibes, nació la Ópera Metropolitana de Medellín.

Esta apuesta por el talento local es el fruto del sueño de varios cantantes líricos de incrementar la oferta de este género en la ciudad tras el cierre del Teatro Junín.

“En un contexto histórico, Antioquia ha tenido una cultura lírica muy fuerte ya que siempre ha habido muchas compañías de zarzuela y ópera. Mis abuelos iban al Teatro Junín a escuchar eso todas las semanas, como a la Ópera Bolivariana, pero desde que el teatro desapareció, quedó en el gremio artístico un vacío”, afirma el director general de la corporación, Andrés Orozco Restrepo.

Lea también: Grafiti, un arte que va más allá del vandalismo

Aunque las orquestas de Medellín siguieron ofreciendo presentaciones líricas, la ciudad perdió de repente a decenas de cantantes que tuvieron que migrar a otras latitudes para crecer profesionalmente. Este escenario fue el que se encontró Orozco al salir de la Universidad de Antioquia, donde se formó musicalmente, y es el mismo que se encuentran otros cantantes líricos que se gradúan de las universidades, escuelas y conservatorios que hay en la ciudad.

Para él, así como para los más de 130 músicos que lo acompañan en esta gesta de crear una compañía de ópera, es contar en el mediano plazo con una programación semanal, en la que las familias se reúnan para escuchar a artistas paisas interpretar piezas de Wagner, Puccini, Rossini y Stravinski, entre otros.

Llenar un vacío con un sueño
Andrés Ramírez, maestro en arte dramático de la U. de A., exactor de Teatro La Hora 25 y director artístico de diversas presentaciones de la agrupación Kraken, es el encargado de la puesta en escena de la Ópera Metropolitana. Considera que la aparición de una compañía es “una nueva oportunidad para que las personas a las que les gusta el arte lírico tengan más escenarios para verlo”.

Le sugerimos: Una emisora para los músicos independientes en El Poblado

Ramírez viene del teatro y asegura que el Valle de Aburrá cuenta con más de 30 grupos y salas y que tiene “muchas formas para contar los autores (…), mientras que el arte lírico apenas tiene un exponente” y agrega que “lo que queremos es que haya más campo de acción tanto para los músicos, los cantantes y para el género, como para formar más público que no conoce la ópera, pero al que queremos cautivar”.

El barítono Nelson Sierra Arismendi, a quien todos hemos escuchado entonar las notas del himno antioqueño (sí, fue él quien grabó la versión oficial de 1995) y quien cuenta con presentaciones con The Canadian Actors Equity Association en producciones como Lakmé, La hija del regimiento, El barbero de Sevilla, Don Pasquale y Carmen, entre otros, fue uno de los artistas que participaron en la Gala Lírica Inaugural.

Junto a él estuvo la maestra Sandra Lorena Caicedo, que se ha desempeñado como docente en la Universidad Eafit y en la actualidad es coordinadora del área de canto del Departamento de Música de esa institución. También, Eliana Piedrahíta Restrepo, que en 2011 fue finalista en el Concurso Nacional de Canto de la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

Siga leyendo: “Soñamos con que Manila sea un referente cultural”

Todos ellos estuvieron bajo la batuta de Juan Pablo Noreña, director titular de la Orquesta Sinfónica del Departamento de Música de la U. de A., y quien hasta el 2017 dirigió la Orquesta Sinfónica Juvenil de la red de Escuelas de Música de Medellín.

Tras la presentación en el Pablo Tobón Uribe, Andrés Orozco fijó una nueva meta para la naciente Ópera Metropolitana de Medellín: La flauta mágica, una obra de Wolfgang Amadeus Mozart. Para él este singspiel, que intercala canciones en alemán con diálogos hablados, representa un reto importante no solo en la esfera musical, sino también en la puesta en escena, ya que contará con más músicos, coros y cantantes interpretando las notas del compositor vienés.

Con esta agenda, que irán copando hasta consolidar una programación semanal, Orozco y Ramírez esperan hacer de la música lírica una oferta permanente para la ciudad.

Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co

(Visited 139 times, 1 visits today)