Camila da pinceladas de superación con sus obras de arte

Mujer de Medellín con discapacidad cognitiva pinta obras de arte

Camila da pinceladas de superación con sus obras de arte

Desde Frontino, Antioquia, llegó María Camila Taborda Builes a vivir a la comuna 11, hace un par de años. Una de sus metas luego de terminar el colegio era estudiar pinturas en una academia de artes. Su discapacidad cognitiva no le ha impedido que su creatividad y talento se vea reflejado en diferentes obras, la cuales ya ha tenido la oportunidad de exponer.

Cuando esta vecina de 32 años terminó el colegio, su hermana Sandra Milena Taborda, habitante de Florida Nueva desde hace 12 años, la trajo a vivir con ella para que estuviera cerca de la academia de artes, lugar donde conocería varías técnicas para pintar.

Su hermana cuenta que son muy unidas, amorosas, pendientes una de la otra y poco se separan. “Cuando notamos su habilidad con la pintura desde las clases de artística en el colegio, la apoyamos de inmediato. Camila ingresó a pintar cerámicas, cuadros en madera y otras manualidades, en ese proceso descubrió su arte en óleo”.

Camila Taborda tiene una condición diferente en cuanto a su desarrollo cognitivo, “cuando nació le dio hipoxia cerebral,falta de oxigenación en las células que produjo un daño en el cerebro, se le dificulta la lectura y comenzó a pronunciar sus primeras palabras a los 7 años. Sin embargo, el aprendizaje se le facilita más por imágenes que por letras”, explica su hermana.

Le sugerimos: Eduardo pasó de pintar murales a plasmar su arte en prendas de vestir

Los vecinos la conocen, la aprecian mucho, pues tiene una capacidad de hacerse notar con facilidad, es activa y autónoma en sus ideas artísticas. Ella asiste sola a sus clases, ya que sus academias quedan a muy cerca de su casa en Florida Nueva.

Los paisajes, bodegones y animales, son los cuadros que más le gusta pintar, cuenta Camila. Además tiene cierta curiosidad por aprender más sobre el cuerpo humano y sus facciones. “He pintado amaneceres, atardeceres, la luna que me encanta, bodegones y un caballo. Me gustaría aprender a pintar el cuerpo humano y más animales”, explicó la artista.

Además, esta vecina sueña con plasmar varios paisajes de países que sueña conocer, pero sobre todo quiere retratar la Torre Eiffel en París. “Me gustaría conocer también Canadá y pintar paisajes con nieve y perritos”, añade Camila.

De interés para usted: Freddy, un artista de Envigado con sentido social

Ella prefiera crear sus obras en soledad para que nadie la moleste durante su trabajo. Aunque su madre, su hermana y su profesor le dan ideas, Camila crea sus propios cuadros con colores vivos. Es muy perfeccionista, cuando una pintura no es de su agrado, simplemente la desecha y comienza una nueva.

Esta vecina ha llevado a cabo exposiciones en la carrera 70 y en el segundo parque de Laureles. Además, en algunas oportunidades ha vendido sus pinturas. Su madre, María Cecilia Vélez, tiene con orgullo varios cuadros de su hija en la sala de su casa porque, según ella, es el mejor lugar para exponerlos.

“Tengo el primer cuadro que Camila pintó que es un tríptico. Ella es una niña muy soñadora, ningún reto le queda grande, es muy apasionada con su talento y por parte de su familia solo recibe amor y apoyo constante para que cumpla sus metas”, asegura su madre.

A Camila le gustaría presentar sus trabajos en Frontino, su lugar de nacimiento, mientras tanto continuará aprendiendo a crear otros paisajes y animales de los cuales tiene un interés particular.

Lea también: La pasión de Iver es que sus dibujos hechos en papel tengan una vida digital

Por Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co