Monterrey: 35 años siendo cómplice de sus historias

Monterrey: 35 años siendo cómplice de sus historias

El Centro Comercial conmemora en noviembre su aniversario que evoca nostalgias del pasado y remite a una evolución constante para un presente próspero.

Es probable que muchos de quienes lean este artículo recuerden que fue en el Centro Comercial Monterrey donde acudieron por primera vez al cine o a jugar bolos. Inaugurado en 1987, este establecimiento ha sido un participante activo de la transformación de El Poblado y de su gente, y cómplice de innumerables historias y vivencias.

En aquel tiempo, el entorno que rodea el sector donde hoy se encuentra Monterrey era muy distinto a como lo conocemos en la actualidad, dominado por la presencia de empresas de la industria pesada. El arribo del Centro Comercial, dice Mónica Giseth Mosquera Palomeque, su comunicadora, le dio color al barrio y sirvió como punto de partida para una transformación que aún hoy está en desarrollo.

El enfoque en ese entonces estaba más dirigido al entretenimiento; Monterrey fue uno de los primeros sitios que habilitó salas de cine en El Poblado, en una época en la que los habitantes del sector era importante tener opciones de diversión que sirviera como escape a las dificultades que se presentaban en la ciudad, por todos conocidas.

También fueron icónicas sus pistas de bolos, toda una novedad en esos años donde la oferta de esta actividad aún no era muy amplia. Cuántas barras de amigos y familias no se congregaron en ellas y gozaron con las moñonas y las canaletas, y que hoy seguro recuerdan con nostalgia aquellos momentos.

Hoy las pistas no están más, en su reemplazo se construyeron unas canchas de fútbol que siguen congregando a miles de personas ávidas de encontrar espacios de entretención. Los recuerdos de aquellos tiempos siguen imborrables en quienes tuvieron el privilegio de vivirlas en Monterrey, y se suman a quienes hoy tienen la posibilidad de disfrutar de estas nuevas opciones, en un lugar que es referente de El Poblado y punto de encuentro para muchas generaciones.

Paso a la evolución

Con los años, y ante la creciente oferta de establecimientos comerciales, Monterrey halló en la tecnología un diferencial que hoy lo ha encumbrado entre los mejores centros especializados del país en este aspecto, menciona Rubén Darío Correa Mejía, su gerente. En él, los visitantes encuentran la mejor y más completa oferta de productos y servicios de este tipo.

Esta se complementa con una variada oferta comercial y de servicios, además de contar con una torre empresarial que acoge a numerosas compañías y profesionales de diversas especialidades, permitiendo a los visitantes tener todo en un mismo lugar.

El Centro Comercial sigue evolucionando y creciendo para seguir brindándoles a sus visitantes lo mejor y mantenerse presente en sus historias, como pionero del entretenimiento y de la diversión, y hoy con una oferta especializada que lo hace único en su tipo en la ciudad.

Los comerciantes han sido protagonistas de la historia del Centro Comercial. Algunos han estado presentes desde sus primeros años y ratifican que el establecimiento es una de las mejores opciones para ellos en la ciudad.

Juan Manuel Giraldo llegó a Monterrey en 1993. Comenzó como trabajador de una empresa de tecnología y muy pronto se independizó con un emprendimiento que ya cumplió 25 años, y que ha crecido gracias al apoyo y la confianza de sus clientes y visitantes.

“Monterrey goza de una ubicación muy estratégica en la ciudad y tiene un reconocimiento muy importante en Antioquia y Colombia como el centro comercial de los computadores y la tecnología. Es tan fuerte su reconocimiento, que así no compre acá, la gente sabe que si necesita un computador, un celular o algo de tecnología siempre piensa en Monterrey”, comenta Juan Manuel, quien destaca las mejoras que se han hecho de sus instalaciones para brindar las mejores comodidades a los visitantes.

Por su parte, Sara Quintero y su familia llevan dieciséis años en Monterrey. Son los dueños de El Punto de la Impresora, negocio que iniciaron con un punto de venta y dos empleados y hoy ya suman cuatro locales y 45 empleados, más una oficina corporativa.

“A Monterrey lo llevamos en el corazón. Hemos vivido situaciones difíciles, pero también hemos sido protagonistas de su crecimiento, siempre con muy buena administración. Conozco otros centros comerciales de tecnología en el país y me atrevo a decir que es el mejor, el más organizado, el que más invierte en temas estructurales, en remodelaciones, en eventos, siempre pensando en que los comerciantes crezcamos”, dice Sara.

(Visited 91 times, 1 visits today)