¿Quién fue la polémica monja austriaca que trabajó como maestra en El Poblado?

¿Quién fue la polémica monja austriaca que trabajó como maestra en El Poblado?

La noticia comenzó a rodar en el país con la beatificación de la monja colombiana María Berenice Duque Hencker, quien está camino a la santidad, según lo anunció El Vaticano. En la lista de religiosas que serán beatificadas por el papa Francisco apareció el nombre de la madre Herlinda Moises, nacida en Austria y misionera de la comunidad Franciscana.

Lea además: ¿En qué se convertirá antiguo colegio Palermo de San José en El Poblado?

Llegó a Colombia en la década del 60 a Pasacaballos, corregimiento de la ciudad de Cartagena, en donde reunió a un grupo de misioneros que cumplirían esta labor, no solo en aquel pueblo sino también en diferentes lugares del país. Uno de esos puntos fue Medellín, donde la madre Herlinda Moises se desempeñó como educadora en el colegio Palermo de San José en El Poblado, institución de las hermanas franciscanas.

Sin embargo, estas religiosas aclaran que la Madre Herlinda no está en proceso de beatificación, pero que la noticia se tornó errónea gracias al cariño que la gente le profesa a esta austriaca, quien murió el 20 de noviembre de 2006, en Pasacaballos, por un cáncer de hígado.

Conversamos con Gladys Daza Hernández, religiosa retirada, perteneciente a la Congregación de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora, allegada a la madre Herlinda. “A ella no le hubiera gustado que la beatificaran (risas), precisamente por su forma de ser, entregada a los pobres y a la labor social. Llegar a ser santo en El Vaticano es algo muy costoso… y por eso lo llaman la ‘fábrica de santos’. Herlinda Moises sí es merecedora de ser santa, pero sus pensamientos iban por otro propósito”.

Le puede interesar: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Lea también: ¡El colegio La Presentación de Envigado llega a sus 130 años!

Nos dice la religiosa que Herlinda pasó por El Poblado “cuando todo era rodeado de fincas. Las familias que la conocieron ya no viven acá, fueron muriendo o desplazando por la zona rosa que existe actualmente”.

De Herlinda Moises recuerdan su risa y su acento casi costeño, gracias al amor que ella tenía por esta región colombiana. Calificada por algunos medios de comunicación de la época como “la monja guerrillera”, quien no le tenía miedo a las amenazas que recibió por sus misiones. Por ahora, la educadora del Palermo no será una santa, pero sí lo es para quienes tuvieron que ver con ella.

Le recomendamos: Si amas a El Poblado únete a este grupo en Facebook

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

Fotos: Archivo El Colombiano y Juan Antonio Sánchez

(Visited 316 times, 1 visits today)