Juan, el heladero mexicano que se ganó el cariño de los envigadeños

Mexicano vende helados en Envigado

Juan, el heladero mexicano que se ganó el cariño de los envigadeños

Entrar al llamado Pasaje del Ley en Envigado es encontrarse con la vida del barrio tradicional, en donde podemos disfrutar de supermercados, farmacias, ventas de jugos, productos naturales y hasta de helados, este último con la mayor acogida por parte de la comunidad envigadeña, que no puede dejar de saludar al querido vecino con acento mexicano.

Juan Velásquez, el carismático mexicano del Pasaje del Ley. Fotos: Daniel González J.

Lea también: Andrea llegó a Envigado para deleitar con sus plátanos maduros

Queríamos entrevistarlo, pero la fila para comprarle helados llegaba hasta la mitad de la cuadra. Con paciencia esperamos y cuando llegó nuestro turno nos encontramos con tremendo personaje. Se llama Juan Velásquez, llegado directamente de la ciudad de Veracruz, México, un enamorado de Colombia, especialmente de Envigado.

Escuchar a don Juan nos transporta a las películas con doblaje mexicano, a las novelas, comedias y una que otra caricatura. Es agradable conversar con el hombre que hace 2 años llegó a este municipio por recomendación de su esposa. “Ella vino primero acá para pasear y cuando llegó a México me contó sobre estas maravillas colombianas”.

Le puede interesar: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Un compatriota suyo fue quien comenzó con el negocio de los helados en Colombia, hace más de 30 años. Gracias a su amistad, Juan decidió buscar un mejor futuro en nuestro país. “Yo trabajaba en el área de construcción allá en México. Así que un día decidí venirme a Envigado, por recomendación de mi amigo y de mi esposa. Y acá estoy hace 3 años, feliz y no me cambio por nada”, expresa Juan.

Los clientes que llegaban a comprar su helado le repetían a don Juan que les hablara con ese acento que encanta, especialmente a las mujeres. “Órale, cómo no, helados mexicanos, a sus órdenes”, les decía con jocosidad, a lo Juan Charrasqueado. “También me gusta el acento de ustedes. la primera palabra que me aprendí y que me gustó mucho fue ‘amañado’. Me preguntaban que si estaba amañado acá y no sabía qué era eso (risas)”.

Le sugerimos: Omar y sus perros calientes ya forman parte de la tradición envigadeña

Lea además: Si amas a Envigado únete a este grupo de Facebook

El clima, la calidez de la gente y el paisaje de Envigado fueron las cualidades que más le gustaron a Juan. “No somos muy diferentes y por eso me siento como en casa. Siempre les digo que amen a su país y lo valoren mucho, así como yo lo hago”. Tanto es su amor por esta tierra que espera pronto traer a su familia para radicarse acá definitivamente.

Sabe que su carisma ilumina el Pasaje del Ley y que seguirá conociendo gente que le compre su respectivo helado. La entrevista terminó, la fila ya se estaba armando otra vez y don Juan continuó vendiendo sus productos… y deleitando a los clientes con ese ‘cantadito’ de película.

Le recomendamos: Con ‘cebolludos’ y crispetas, estos personajes de Envigado la luchan en la cuarentena

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

(Visited 550 times, 1 visits today)