Doña Gloria hace las mejores empanadas de Belén San Bernardo

Mejores empanadas de carne, pollo y tocineta en Belén San Bernardo, Medellín

Doña Gloria hace las mejores empanadas de Belén San Bernardo

Dicen que hacer una empanada o una arepa de huevo también tiene su arte. Una profesión que no es para todos, pues se necesita carisma, talento, creatividad y buena mano para deleitar a los vecinos con una buena sazón. Esta es la razón por la que Gloria Patricia Ospina, habitante de San Bernardo, decidió dedicarse a este oficio.

Desde la Loma de los Bernal, La Mota, Laureles y hasta Campo Valdés llegan las personas a comprar lo que se rumorea en las esquinas de Belén San Bernardo son las mejores empanadas de carne, pollo y tocineta de este barrio al occidente de Medellín.

Gloria Patricia Ospina comenzó en este oficio hace 12 años luego de que un negocio le saliera mal y tuvo que entregar las busetas escolares que tenía. Sin embargo, esta vecina empezó a vender empanadas y pastelitos de pollo para sacar a su familia adelante.

Durante dos años y medio, al sol y al agua, estuve en la esquinita del supermercado, debajo de un árbol. Sí había hecho una empanada en mi vida era mucho, pero con el tiempo se va mejorando y se va haciendo práctico el oficio. Allí comencé a vender empanaditas de iglesia y pastelitos de pollo pequeños con papa”, comentó la vecina.

Lea además: Si te encanta vivir en Belén únete a este grupo de Facebook

Sin embargo, Espacio Público hizo que quitara su puestico de empanadas que se había hecho popular entre vecinos del barrio y conductores que llegaban a comerse tantas como pudieran. “En otro tiempo estuve en la acera de un vecino, pero tuve que trasladarme porque el negocio comenzó a crecer”.

La venta de empanadas fue creciendo hasta el punto de que tuvo que buscar una casa donde pudiera montar su puesto fijo con una carpa.

Así fue como llegó a la esquina de la calle 19 con carrera 73 donde ha permanecido hasta ahora. La especialidad de la casa es la empanada de carne de cerdo, con maicitos y tocineta. Sin embargo, “decidí hacer otras diferentes que no fueran siempre lo mismo o lo que tradicionalmente venden en otros puestos. De estos inventos salieron la empanada de queso, la ranchera y la arepa de huevo de tocineta”, contó Ospina.

De interés para usted: Reciba gratis en Whatsapp las últimas noticias de Belén

Su madre tenía que ayudarle mucho porque cada vez eran más los vecinos que iban a probar sus empanadas, y mientras ella freía, Gloría Ospina aprovechaba para hacer más. Incluso su hija Valeria, de 13 años, de vez en cuando se animaba a trabajar y aprender la receta que las hace especiales.

Lo que las hace diferentes es su masa de maíz tradicional. Además, esta vecina le pone todo el empeño y el amor a su trabajo. “En la cocina no me gusta que me toquen los ingredientes, yo misma preparo todo, tratando de que sea un factor diferencial, ya que en la mayoría de puestos solo venden empanadas de arroz con carne o con papa”.

Desde $2.000 pesos se puede comer una de las empanadas famosas de San Bernardo. Gloria Ospina abre su negocio de lunes a viernes desde las 5:00 p.m. hasta las 10:00 p.m.

Le sugerimos: Carlos pasó de conducir un transporte escolar a vender aderezos artesanales

Foto: Carlos Velásquez.
Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co

(Visited 64 times, 1 visits today)