Juan Duque todavía es un “niño inquieto”

Juan Duque todavía es un niño inquieto

Juan Duque todavía es un “niño inquieto”

El humorista antioqueño sacó su lado más íntimo y nos habló de su proceso en el mundo artístico. Hoy tiene una gran noticia.

Se disfruta una conversación con Juan Carlos Duque, un vecino de Santa María de los Ángeles que en todo momento tiene las mejores vibras (como dirían los reguetoneros) para contar sus anécdotas. Este humorista, actor, presentador, conferencista, libretista y empresario aún no se cree la película de su vida, una cualidad que lo hace más merecedor del cariño que le profesa su gente.

Con 42 años de edad el artista se considera ese “niño inquieto” que siempre está en creación de los más ingeniosos proyectos que hoy lo tienen como un referente del arte y la cultura en Antioquia. “Mis amigos me dicen: ‘Hermano, cómo así, usted a qué horas hace todo eso’. Soy de los que no se pueden quedar quietos, pero considero que sé manejar muy bien mi tiempo… Trabajo mucho, pero también soy vida buena (risas)”.

Gracias a esa energía y al empeño que Juan Duque ha puesto en sus obras: Arrocito en bajo, Mi mamá me mima, La psiquicomedia, entre otras, el paisa fue escogido como El cavernícola de habla hispana, un show de humor que ha sido visto por cerca de 8 millones de personas en todo el mundo, representado por los humoristas más importantes de cada país.

“Pensé que estaban charlando”
Cuando le informaron que había sido escogido como el famoso Cavernícola, Juan Duque tuvo una particular reacción. “Me enviaron un mensaje por WhatsApp, identificándose como una compañía internacional, en sociedad con Iria Producciones. Ellos expresaron que han visto mis videos y que querían que yo fuera El cavernícola en habla hispana. No les creí inicialmente, pero después enviaron contratos y todas esas cuestiones legales… Ahí me di cuenta de que la vaina era enserio. Investigué sobre este exitoso monólogo y comenzamos a trabajar”.

Todos estos logros que Juan ha conseguido a lo largo de su carrera están dedicados a las personas más importantes de su vida. “A mis padres, que en paz descansen, y a mi hija, Luciana. Ellos siempre han sido mi inspiración en cada proyecto que realizo. Sé que cuando yo estoy montado en un escenario mis papás están ahí, sentaditos, apoyándome y orgullosos de lo que está pasando conmigo”.

Y esta evolución de la que habla el humorista también le da pie para decir que ya está grandecito y con otras prioridades en la vida. “Ya disfruto más de mi casa, de mi apartamento. Me alegro cuando en la esquina ponen una farmacia 24 horas (risas)… y cuando veo que a la mata le salió un piecito”.

A la existencia de Juan Carlos Duque le podríamos dedicar líneas enteras, describiendo así una labor llena de creatividad y contrastes. Por ahora, este comediante continúa sorprendiéndonos con cada ocurrencia y confirmándonos que la vida fluye cuando descubrimos cómo sacarle la mejor cara a la pasión por nuestros talentos.

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

Fecha

Noviembre 1, 2019

Categoría

Artistas, El Poblado, Vecinos

Tags

actor, cavernicola, conferencista, el poblado, empresario, humorista, juan duque, libretista, Medellín, presentador, santamaria de los angeles