Con hombres privados de la libertad, esta vecina hace ropa íntima femenina

Con hombres privados de la libertad, esta vecina hace ropa íntima femenina

Creyendo en las segundas oportunidades, esta vecina fundó una marca de ropa íntima urbana co-creada con internos de las cárceles de Bellavista y El Pedregal de Medellín.

Showroom de Éher Memoria Cautiva. Foto Esneyder Gutiérrez.

Showroom de Éher Memoria Cautiva. Foto Esneyder Gutiérrez.

Corría el mes de octubre del año 2018 cuando Mariana Cuevas Peláez puso un pie por primera vez en la cárcel de Bellavista, conocida popularmente como la “prisión del terror”. No ingresaba en calidad de sindicada, de hecho, pretendía dictarles una clase de bordado a los internos, miembros del pabellón 16, el de máxima seguridad.

Estaba muy nerviosa, sentía que había cruzado decenas de puertas cuando en realidad solo fueron cinco. Entró a un salón de clases junto con su compañera y el dragoneante Londoño, este último las presentó ante el grupo de internos y les preguntó: ¿a nosotros qué nos mueve? mientras ellos respondieron al unísono ¡el respeto!.

Fueron aproximadamente 37 reclusos los que ese día escucharon la iniciativa de esta vecina de El Poblado, de crear una marca de ropa en colaboración con población privada de la libertad.

Lea también: Vecinos de Laureles diseñan ropa basada en los paisajes de Colombia

Para Mariana era apabullante dirigirse a ellos, sin embargo, en cuanto vio el entusiasmo que todos manifestaron nunca más se quiso ir de allá.

Esta diseñadora de modas y especialista en intervención creativa de la Colegiatura Colombiana, no sabía qué tipo de ropa fabricar, no obstante, le llamó la atención la escasa, por no decir nula, intimidad que tienen los internos, “decidimos que el producto insignia fuese la ropa íntima, entendiendo que estas prendas, así como la intimidad, son las primeras que se desdibujan en una cárcel”, explica.

Sonaba un poco extraño que fueran justamente hombres los que crearan ropa íntima femenina, pero a la vez era poético y servía para transformar la figura de la mujer en un entorno marcado por el machismo.

De este modo nació Éther Memoria Cautiva, un emprendimiento con función social donde la base son los sueños de estos hombres privados de la libertad, por cual sus creadoras Lina Arango, Teresita Peláez y Mariana Cuevas implementaron una metodología donde los reclusos escriben, dibujan, resignifican sus sueños desde otra perspectiva y por supuesto, bordan.

No se pierda: Vecinos crean ropa con 11 artesanos del Caribe colombiano

Las historias y sueños de los internos salen en las frases que tienen las prendas en sus elásticos estampados. Foto Esneyder Gutiérrez.

Las historias y sueños de los internos salen en las frases que tienen las prendas en sus elásticos estampados. Foto Esneyder Gutiérrez.

“La libertad para muchos de nosotros podría ser ir a la playa o al campo, para ellos es el anhelo de sus entornos cotidianos, ir a tomarse unas cervezas con los amigos, volver a comer sancocho donde su abuela o jugar un cotejito en la cancha del barrio. Por eso tratamos de transformar pensamientos y en esa instancia lo primero que se transfigura es la ciudad, de ahí que hagamos ropa íntima urbana para mujer”, menciona Cuevas.

Estos reclusos hacen parte del programa de rebaja de penas, por lo que reciben beneficios excarcelarios gracias al tiempo que pasan trabajando con Éther. Ellos aportan sus historias y sus sueños y de allí salen las frases que tienen las prendas en sus elásticos estampados.

El mismo modelo fue replicado en la cárcel El Pedregal, donde los internos del pabellón 6 de máxima seguridad también le apostaron a brindar su inspiración en los mensajes que ahora adornan cada colección.

Lea además: Hermanos de Envigado hacen ropa de playa con plástico sacado del mar

“Uy profe quién se iba a imaginar que nosotros íbamos a cambiar las armas por las agujas”, le dijeron una vez a Mariana, quien visita estos centros penitenciarios dos veces a la semana, un espacio donde los internos cuentan anécdotas mientras cosen ‘a lo abuelita’.

Aunque los internos no son los responsables de confeccionar las prendas por el tiempo que implica dicho proceso con ese tipo de tela, gracias a su calidad y sentido social, la marca pudo participar en una de las pasarelas de la reciente versión de Colombiamoda.

Hasta ahora Éther ha sacado 6 colecciones que cuentan historias de libertad, como la nueva colección llamada ‘Memoria’, 11.500 unidades inspiradas en los recuerdos de la niñez de 18 reclusos de El Pedregal.

Hace poco se ganaron el Fondo Emprender, un estímulo con el cual planean generar un proyecto para vincular a las familias de los reclusos, quienes en muchas ocasiones sufren dificultades económicas por no contar con estas personas.

Con la esperanza de salir adelante y demostrar su valor en la sociedad, estos hombres buscan una oportunidad entrelazando hilos que forman sus propios anhelos.

También le puede interesar: Si te encanta vivir en El Poblado únete a este grupo de Facebook

Por Michelle Acevedo Vélez
michellea@gente.com.co

(Visited 726 times, 2 visits today)