El Parque de El Poblado también es el hogar de los periquitos

El Parque de El Poblado también es el hogar de los periquitos

Se escuchan en lo más alto de los árboles, y poco se dejan ver, pero ahí están. Los periquitos de anteojos (Forpus conspicillatus) se pueden apreciar en todo el Valle de Aburrá, incluyendo el Parque de El Poblado, donde su grito, no desagradable para quienes lo aprecian, se escucha en los alrededores de Poblado centro. Las enormes palmas se convirtieron en el hogar del periquito; allí construye su nido y encuentra el alimento para su diario vivir.

Lea además: Los majestuosos loros reales que vuelan libres en Envigado

“El macho se puede distinguir porque bajo sus alas hay un color azul muy bonito, por eso es que en su vuelo los podemos apreciar de esa tonalidad más oscura”, comenta Juan Rafael Gómez Arbeláez, codirector del proyecto Aves en el Medio y asociado a la Sociedad Antioqueña de Ornitología (SAO).

Alta reproducción

No tiene un depredador que controle su reproducción, por eso esta ave es tan común en los barrios de Medellín y su área metropolitana. “Se van reproduciendo en cantidades, incluso, personas los han calificado como una plaga, pero no… qué bueno contar con esta riqueza de aves en nuestro territorio”, agrega Juan Rafael.

Y claro, cómo perderse de apreciar una estética tan bella como la del periquito. “Se dice que es de anteojos porque tiene una pequeña aureola en la zona del ojo, como si fueran unas gafas. El macho, principalmente, la tiene de un color azul”.  Su hábitat se puede dar hasta 2,600 metros sobre el nivel del mar, cualidad que les permite ubicarse en diferentes regiones del país.

Le puede interesar: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

“A cualquier hora que pases los puedes sentir. Es un espectáculo, especialmente en las mañanas, cuando su ruido potente nos avisa que están aquí para protegerlos y admirarlos”, dice Luz Stella Ramírez, vecina del barrio Astorga.

Lea también: ¿Cuántas especies de animales habitan en el túnel verde?

Otra de las características que tiene el periquito de anteojos es su costumbre de anidar en troncos y ramas secas, también, en cavidades que estén ubicadas en los troncos de los árboles. Usualmente pueden poner 4 huevos o más, calificando a esta especie de alta reproducción en zonas urbanas. Sus colores, especialmente el verde, le ayudan al periquito a camuflarse entre las ramas, siendo poco visible para los vecinos que quieran verlos desde la parte baja.

“Los podemos ver en el Parque de Berrío (centro de Medellín), allí hay palmas altísimas donde anidan desde hace muchos años”, finaliza Juan Rafael. ¿Ha visto a los periquitos de anteojos? Otro encanto que podemos disfrutar en la ciudad.

Le recomendamos: Si amas a El Poblado únete a este grupo de Facebook

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com

Fotos: Jaime Pérez

(Visited 176 times, 1 visits today)